Por Silvia Núñez Hernández
15 de diciembre del 2014

 

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014 (JCC) concluyeron, pero no los problemas derivados de la falta de seriedad de parte de quienes fueron encargados de organizar y llevar a cabo la justa deportiva. A 15 días de haber sido celebrada la “monumental” clausura, quienes trabajaron por más de 20 horas, ahora acusan al gobierno de Javier Duarte de Ochoa de haberlos defraudado arteramente. Jóvenes veracruzanos tanto de la conurbación Veracruz-Boca del Río, indican sobre la omisión del estado para pagar sueldos entre seis y 10 mil pesos que el propio Comité Organizador estableció con ellos para realizar diversas actividades dentro de la justa deportiva y que en este momento, no han sido subsanados, argumentando no tener dinero.

Los jóvenes arguyen que son alrededor de 120 trabajadores a quienes no les han pagado los salarios por trabajos realizados en los JCC 2014 y por lo tanto, se encuentran realmente molestos por la falta de seriedad, pues consideran que ellos trabajaron en tiempo y forma como para recibir este engaño por parte de quien administra el estado de Veracruz. Dicen que trabajan por necesidad no por hobbies a lo que exigen por ello que se les pague en su totalidad lo adeudado.

Más de 800 mil pesos les debe Javier Duarte de Ochoa a los jóvenes y si a esto le conjuntamos los cinco a seis millones de pesos que no les ha pagado a los hoteleros –denunciado por parte del presidente de Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Veracruz-Boca del Río– notamos el fraude cometido nuevamente por parte del ejecutivo estatal en contra de la sociedad veracruzana es mayúscula.

En su desesperación por impedir que los jóvenes hablen sobre los salarios que no les han pagado; los muchachos indican que la respuesta a su exigencia ha propiciado que el gobierno estatal los amenace, les dicen que si hablan sobre su incumplimiento a los medios de comunicación, no verán ni un centavo de lo que les deben. Así se las gastan. Con ésta situación, amable lector, podemos constatar nuevamente sobre la incapacidad del gobierno estatal para realizar la justa deportiva y que salió como coloquialmente se dice: “a pura lagrimita”.

El día de hoy, los jóvenes convocaron a una rueda de prensa en conocido café del centro histórico del municipio de Veracruz, donde detallarán sobre el fraude del gobierno de Javier Duarte de Ochoa en su contra. No dudamos, amable lector, que el lugar esté repleto de “orejas” intentando amedrentar a los muchachos al tomarles fotografías para tenerlos plenamente identificados y posteriormente realizar campañas de agresiones en su contra por haber sido valientes al denunciar la forma como fueron engañados.

Para colmo, también la ciudad de Xalapa, un grupo de personas que se dicen haber sido defraudadas a causa de les expropiaron unos terrenos ubicados frente a la 26 Zona Militar, situación que indican, ha originado que hasta una persona haya sido detenida –imaginamos indebidamente y convirtiéndola en presa política– por el abuso cometido en su contra y de otros ciudadanos.

Este es el panorama de nuestro estado. Manifestaciones por doquier a causa de la defraudación del gobierno estatal en todos los sectores. Además de la inseguridad que se ha disparado en el estado de todo tipo. Se cuenta que en la zona de Boca del Río donde fue blindada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, se encuentra en este momento a la merced del hampa, pues diariamente los vecinos padecen la irrupción de los delincuentes a sus viviendas aun estando personas en su interior. Los golpean, amarran y posteriormente con toda la permisiva policía estatal, estos huyen sin pena ni gloria con lo robado.

Algo similar vivió nuestro colega y amigo, Aníbal del Ángel y la subdirectora del Museo de la Ciudad, Ivonne Moreno, quienes salieron a temprana hora de su domicilio, y casi de manera inmediata fueron víctima de la artera irrupción a su vivienda por un grupo de delincuentes. Indican que rompieron el acceso de la entrada principal y sin que nadie se los impidiera –con toda la tranquilidad del mundo– robaron joyas y cámaras de video propiedad del periodista. Todo esto ocurrió el pasado viernes 12 de diciembre a las 09:00 horas, sufrieron en carne propia de la inseguridad, luego de que casa fuera violada por delincuentes el pasado viernes 12 de diciembre a temprana hora. La policía, como siempre, omisa y consecuente con las víctimas, arribaron al domicilio del periodista media hora después, como dándole oportunidad a los delincuentes a que huyeran. La denuncia fue interpuesta ante el Ministerio Público, aunque sabemos, amable lector, que como siempre, la Procuraduría General de Justicia de Veracruz a cargo de Luis Ángel Bravo Contreras, se comportará omiso y la impunidad volverá a posicionarse en Veracruz.

 

Sobre mis denuncias

 

El día miércoles, el titular de la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales y Atención a Denuncias de Periodistas, a cargo de René Álvarez Márquez, solicitó mi presencia en su oficina para, supuestamente, brindarme avances de las investigaciones sobre las dos denuncias interpuestas en su dependencia. Dicha notificación se logró luego de la interpelación del comisionado estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP), Jorge Morales Vázquez, quien ha sido el único que ha dado seguimiento tanto al hostigamiento que fue víctima por parte de elementos de la extinta Agencia Veracruzana de Investigación (AVI) –hoy Policías Ministeriales– perteneciente a la Procuraduría General de Justicia en Veracruz (PGJV) en noviembre del 2013; como también a la denuncia interpuesta luego de las amenazas por parte del porro y repetidor estudiante de la carrera de Ingeniería de la Universidad Veracruzana, Gustavo Enrique Guzmán Tome alías “La Pulga” quien le ordenara a Erick Lagos Hernández, secretario de Gobierno y al titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita mi detención por haber evidenciado su estrecha relación con el gobierno estatal con relación al aumento de la tarifa del transporte urbano –18 de abril del 2014 columna Fuera de Foco titulada: “JDO y su “Pulga” adiestrada”–.

Ambos casos han sido cobijados por el manto de la impunidad, pues hasta ahora –pese a que Gustavo Enrique Guzmán Tomes es plenamente localizable pues integra los grupos de choque que utiliza Erick Lagos Hernández para usos del sistema– no se han dado resultados por parte del fiscal, René Álvarez Márquez, quien pese a sólo contar con 180 días para dar resultados, no le ha interesado esclarecer y castigar a quienes actuaron en detrimento con relación a mi persona y ha sido omiso con relación a las investigaciones de ambas denuncias.

Por medio de Jorge Morales Vázquez se logró que Luis Eduardo Coronel Gamboa, asesor del Área Jurídica de la CEAPP, entablara un procedimiento legal en contra de la Procuraduría General de Justicia en Veracruz por su omisión en las dos denuncias realizadas por parte de una servidora. Todo esto, hizo que el fiscal, René Álvarez Márquez procediera a dar resultados y será el miércoles cuando dará a conocer los “avances” de dichas investigaciones. Esperemos que ya tenga al menos los nombres de los elementos de la AVI que orquestaron el hostigamiento y tenga el procedimiento legal en contra de Gustavo Enrique Guzmán Tomes.

Obviamente, amable lector, espero que René Álvarez ya se decida a hacer su trabajo, pues al no brindar avances reales sobre las investigaciones, luego entonces constaré nuevamente que dicha “reunión” será otra tomada de pelo de parte del servidor público encargado de ejercer la justicia en el estado en contra de los malos elementos que integran el gobierno estatal, como también, en individuos como Guzmán Tomes que le sirven al estado para ser utilizados como grupos de choque en contra de las manifestaciones.

 

Contacto:

 

fueradefoco@nullagnveracruz.com.mx

fueradefoco67@nullgmail.com

 

Twitter:

@AGNVeracruz

 

Facebook

AGNVeracruz

 

Visita www.agnveracruz.com.mx

Periodismo puntual y con sentido