En cualquier referencia a México en el orden internacional es inevitable el tema de la corrupción, que se considera una de las raíces de todos nuestros males. Lo expresó en su homilía a la Virgen de Guadalupe el representante del Vaticano en México, Christophe Pierre, quien llama a “desterrar la violencia, la muerte, la corrupción y el mal en México con la ayuda de la Virgen de Guadalupe”.