No metemos las manos al fuego por el político oaxaqueño Heliodoro Díaz Escárraga, pero le damos crédito a su aserto sobre que es falso que regaló un automóvil marca Porsche a su hijo; y no porque carezca de capacidad económica para hacerlo, sino porque no lo creemos tan inocente como para promocionarlo en las redes sociales. Heliodoro Díaz es un político con experiencia y, salvo que la edad lo haya afectado, que lo dudamos, sería inaudito de su parte cometer la insensatez que se comenta en las redes. Aunque se dan sus casos.