A sólo unos goles de la gloria o del sacrificio estuvo este domingo Antonio Mohamed, exitoso director técnico de futbol de nacionalidad argentina que ha logrado para sí dos campeonatos al frente de dos equipos, esta vez con el equipo América, la ocasión anterior con Tijuana. Es valedero destacar la actitud de la afición americanista que lo vitoreó hasta el delirio. Es la delgada franja que separa al triunfador del derrotado, pero la chusma (con todo respeto) es la misma, jala para donde sople el viento, ay de aquél que caiga en sus arrumacos porque de igual manera correrá el riesgo de sufrir sus hirientes sátiras. Por lo pronto Antonio Mohamed merece el reconocimiento de todos, es un técnico de resultados.