Está tan vapuleada la imagen presidencial que todo lo que dice Peña Nieto produce escozor o es desaprobado. Lo último fue su discurso en el Tercer Encuentro de Comunicación en el que expresó su “orgullo” de que Televisa sea mexicana: “Algunos pudieran pensar que es equivocado hacer un reconocimiento a esta gran empresa mexicana pero el presidente de la República quiere expresar que para los mexicanos es motivo de orgullo tener una empresa mexicana productora del mayor número de contenidos de habla hispana que proyectan a nuestro país”.De inmediato sobrevino el recuerdo de la identificación de Televisa con Peña Nieto y se destaca el que a tan solo 12 minutos de conocerse la muerte de “Chespirito” ya estaba dando sus condolencias a la familia, pero que en el caso de los desaparecidos de Iguala, Gro., su mensaje a los padres de familia demoró 10 días: “Al igual que la sociedad mexicana, como Presidente de la República, me encuentro profundamente indignado y consternado ante la información que ha venido dándose a lo largo del fin de semana. “Lamento, de manera muy particular, la violencia que se ha dado y, sobre todo, que sean jóvenes estudiantes los que hayan resultado afectados y violentados en sus derechos en el municipio de Iguala. La sociedad mexicana, los familiares de los jóvenes que lamentablemente se encuentran desaparecidos, demandan, con toda razón, el esclarecimiento de los hechos y que se haga justicia, que se encuentre a los responsables de estos hechos y que no quepa aquí impunidad alguna”. (sinembargo.com)