La ex alcaldesa de Minatitlán, Guadalupe Porras, parece estar librando la acusación que le hacen porque cuando fue edil pidió un préstamo bancario para la construcción de un puente que no aparece por ningún lado; ni puente ni dinero. Pero ahora, la Agencia Especializada de Delitos Cometidos por Servidores Públicos consideró que la denuncia contra la señora Porres es improcedente, que no hay elementos para fundar un juicio. El Dictamen, según la nota, es avalado por el Orfis, pues de acuerdo con las pruebas que presentó la ex alcaldesa el dinero fue entregado a la compañía constructora- no se dice cuál- y que la comuna siguiente debió darle seguimiento, por lo que la responsabilidad es de esta, a la que quieren cargar los platos rotos, si se deja. Pero queda el interrogante ¿Por qué se entregó todo el dinero a una compañía constructora sin avances de obra y las estimaciones correspondientes? Por favor.