Según el diputado Bueno Torio, el gobierno del estado ha retenido recursos que corresponde a los municipios veracruzanos derivados del Ramo 23 debiendo haberlos entregado desde junio pasado. “Nuevamente vemos que es bueno que el gobierno federal asigne recursos para obras, pero es malo que el gobierno de Duarte no lo entregue a los municipios, y está poniendo a los ayuntamientos veracruzanos en un problema muy serio de ejecución de recursos”, asegura el legislador. Por ese motivo presentó a la Cámara de diputados dos puntos a considerar: “primero que la ASF investigue el destino de los recursos del ramo 23 y segundo que se permita a los municipios el poder iniciar los procesos de licitación, en cuanto el gobierno del estado les entregue el dinero que tiene desaparecido”. Lo que señala el diputado Bueno Torio configura una desviación de recursos públicos, ¿no hay delito que perseguir?