Según Harry Grappa 302 millones de personas “de todo el mundo” vieron por televisión los Juegos Centroamericanos y del Caribe; pero no contento con ese chascarrillo se atrevió a comparar la teleaudiencia de los Juegos con la que vio el Súper Tazón pasado, que tuvo 111.5 millones. Qué bueno que allí le paró, porque hubiera sido capaz con esa tendencia hacia lo  estrafalario de comparar, favorablemente a los Juegos, por supuesto, el costo de los anuncios en la trasmisión televisada de cada uno de estos eventos. Sin palabras.