“El sistema hasta ahora ha sido monopolio de una élite, una oligarquía o casta que controlaba partidos, medios y empresas. Pero las reglas del juego han cambiado”. (Tomado de una conversación publicada en El Pais, referido a Grecia, pero queda muy bien para México).