Por Silvia Núñez Hernández
01 de diciembre del 2014
 

Por fin los “Juegos del Hambre” concluyen. Con más “penas” que glorias, el día de ayer las calles aledañas con el coloso Luis “Pirata” de la Fuente fueron celosamente vigiladas por la Fuerza [In] Civil de Javier Duarte de Ochoa y de Arturo Bermúdez Zurita. También por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Secretaría de Marina. Cómo dicen en mi pueblo: “El miedo no anda en burro” y tal es el pánico que le provocan al ejecutivo estatal las manifestaciones, que ordenó a su “eficiente” titular de la SSP que instalara retenes policíacos a las afueras de los municipios activos a protestas, para impedir se trasladaran al puerto de Veracruz y le “echaran” a perder su “grandiosa clausura” de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014.

El medallero oficial, indicaba que Cuba le arrancaba el primer lugar a México, pese a que este obtuvo más medallas. Indudablemente el esfuerzo de los deportistas mexicanos fue enorme, pero ni el gobierno de Javier Duarte de Ochoa ni la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe) tuvo algo que ver con los logros de los atletas.

El triunfo era declarado. México no podía descender más en el medallero por lo que se sabía tenía realmente la plata asegurada, su única competencia real era con la delegación cubana y al final, le arrebató el primer lugar. En resumen amable lector, no podemos quitarles mérito a los atletas mexicanos, pero realmente podemos decir que: “En el mundo de los ciegos, el tuerto es el rey”; es como poner a competir a un niño de preescolar con un adolescente sexto año de primaria, así de ventajosa era la posición de los mexicanos con relación a atletas de países que no son consideradas potencias. Esperemos que México así se desempeñe con la misma firmeza en los Panamericanos.

 

El discurso oficial

 

Cómo siempre el “discurso” de la Odecabe es fantasioso. Intentando colgarse de los logros de los atletas mexicanos, “agradece” al gobierno de Javier Duarte por su supuesta “acertada organización”. Afortunadamente, amable lector, los veracruzanos no están ciegos y pudieron constatar día con día la decadente organización del gobierno estatal. Les quedó grande el evento, por muchas razones:

  1. Incapacidad para realizar la justa deportiva por parte del personal al que le fue conferido. Nadie quería quedarse con la “pelota” de la organización, pues estaban conscientes que sería un evento proyectado al fracaso.
  2. El dinero presupuestado para llevar a cabo tan importante encuentro deportivo, quedó en las cuentas personales de la administración que antecedió a esta, donde fue secretario de Finanzas y Planeación, el actual gobernante de Veracruz.

 

El 11 de noviembre, a tres días que iniciara la inauguración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014 –la cual por cierto lució y fue un éxito porque fue una empresa estadounidense la contratada para este fin y en donde el gobierno del estado no tuvo nada que ver en ella- la Odecabe anunció la cancelación de siete pruebas en cinco deportes, en la que destacaba la de plataforma de 10 metros sincronizada varonil.

“Además, se cancelaron las competencias de natación en los relevos 4×200 en las ramas femenil y varonil, el K-4 500 femenil en canotaje, la gimnasia rítmica en equipo femenil, el trampolín femenil en gimnasia, así como el remo quadruple sculls femenil (…) En un comunicado dirigido a Carlos Sosa, director general del Comité Organizador de los JCC Veracruz 2014, el organismo señala que tomó su determinación tras “evaluar detalladamente las inscripciones nominales de los XXII Juegos Centroamericano y del Caribe” Veracruz 2014 porque no cumplieron con el mínimo de participantes” http://sipse.com/deportes/por-falta-de-participantes-cancelan-pruebas-en-juegos-centroamericanos-122355.html

Las causas. Que las circunstancias en las que se encontraban las sedes en donde se iban a llevar a cabo, no contaban con las condiciones técnicas para un encuentro de dicha envergadura. Es decir amable lector, que las instalaciones estaban realmente indignantes y tercermundistas.

Afortunadamente ya pasamos el ridículo de nuestras vidas. Las condiciones del estado, mostraban de primera mano, la decadencia en el que viven los veracruzanos a causa del mal gobierno duartista. El viacrucis que los atletas tuvieron que padecer fue realmente indignante. Fuimos testigos de cómo estos tenían que salir a buscar su propia alimentación pues la dieta que servían los hoteleros era realmente como para el gusto y paladar del gobernador del estado y su gabinete.

Qué decir de las condiciones de los hoteles donde se atrevieron a hospedar a los atletas. Según el gobierno del estado –a través de una entrevista de prepago que le realizó un medio de comunicación oficialista- los atletas venezolanos negaron haberse indignado y regresado a su país. Cabe aclarar que sólo fue la mitad de la delegación la que se marchó a Venezuela, pues la parte que fue instalada “cómodamente” en el Hotel de cinco estrellas, fueron los que quedaron en el puerto. Se notó la solidaridad que estos atletas mantienen entre ellos, pues dejaron que humillaran a sus compatriotas.

Por más que den “patadas de ahogado”, el gobierno del estado no podrá demostrar sus “grandiosos y espectaculares” JCC 2014, pues los veracruzanos fueron testigos de las decadencias en la organización. En resumen, Javier Duarte y sus “compinches” tuvieron la virtud de echar a la “basura” 88 años, de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Así de empeñosos son.

Ellos son antagónicos al Rey Midas, que convertía en oro todo lo que tocaba.

 

P.D. No olvidar el robo de la embarcación –que luego tuvieron que “aparecer”- de la Federación Mexicana, el robo de las bicicletas en el estacionamiento del WTC, el robo al técnico venezolano y la golpiza que le propinaron en los baños del Hotel Lois, como también la declaración de robo del atleta guatemalteco que realizó cuando regresó a su país. En fin, para vergüenzas.

 

Contacto:

 

fueradefoco@nullagnveracruz.com.mx

fueradefoco@nullgmail.com

 

Twitter

AGNVeracruz

 

Facebook

AGNVeracruz

 

Visita www.agnveracruz.com.mx

Periodismo puntual y con sentido