Hace algunos meses reseñamos el caso de un candidato a alcalde en el municipio de San Blas, Nayarit, quien en un mitin durante su campaña había asegurado que en su anterior desempeño como alcalde había robado “pero poquito”, por como somos adelantamos que ganaría la elección para encabezar por segunda ocasión un gobierno municipal en San Blas; en la primera vez el partido que lo postuló fue el PAN, en esta segunda jugó como candidato independiente ¡y ganó! Pero las sorpresas que da la vida no paran allí, ahora leemos que Hilario Ramírez Villanueva, “El Layín”, fue premiado como “Alcalde del año 2014” por la Global Quality Foundation por “su trayectoria, trascendencia, influencias, y proyección, en el desempeño de su labor”. La Global Quality Foundation está integrada por miembros de 36 naciones, de instituciones y empresas internacionales y ha reconocido a personajes como Carlos Slim, Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes; Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, entre otros; que haya ganado la elección no sorprende porque acá en Veracruz hay alcaldes repetidores con no muy buenos antecedentes, pero ¿cómo le hizo el tal “Layin” para obtener ese premio?