El consejero de la COPARMEX, Miguel Ángel Campos Echeverría, quien ha competido en años anteriores por la diputación federal del distrito de Veracruz, expresa que el SASM debe ser saneado y permanecer como un organismo público, alejado de los viciosos procedimientos que lo han convertido en un enorme cajón de deudas; dejar de ser la caja chica de los administradores y admás receptáculo de empleos por canonjías políticas. La radiografía es exacta, y aunque todo mundo en la conurbación ya lo sabe, el que lo exprese un connotado miembro de la clase empresarial lleva un claro mensaje del rechazo social a la presumible concesión de la empresa a particulares..