Por Claudia Guerrero Martínez
22 de diciembre del 2014

 

Es difícil, inteligentes lectoras y lectores, mantener una posición congruente y confiable, lo sabemos, pues existen estrategias para tratar de debilitar dicha posición, por no convenir al interés de alguna persona, de un grupo político o social. En el periodismo es más difícil cuando gozas de la simpatía y credibilidad de los lectores, convirtiéndote en enemigo potencial del Gobierno Federal o Estatal en turno. El periodista crítico, investigador, analista y sobre todo, congruente con lo que dice y hace, puede ser un peligro para cualquier administración.

Con la aprobación de la Gubernatura de dos años en Veracruz, se pretende homologar las elecciones estatales en el 2018, con el proceso electoral presidencial y, como ya habíamos comentado, no es mala la propuesta, pero en este momento Veracruz atraviesa la peor crisis financiera de su historia; además, se pretenden “cuidar las espaldas” todos los funcionarios fidelista, hoy duartistas, gracias al saqueo vergonzoso que han realizado a las arcas públicas, para beneficio de ellos, traicionando así, a los veracruzanos.

Cuando ésta Iniciativa de la Gubernatura de dos años estaba en la mesa de diálogo, el diputado por el distrito de Xalapa Urbano, Ricardo Ahued Bardahuil se reunió, en esos días, con empresarios de diferentes cámaras empresariales para externar su rechazo a ésta Iniciativa; se comprometió a que su voto sería en contra. Días después observaríamos cómo un político congruente en su decir y actuar, botaría todo a la basura, gracias a una reunión con el empleado de los veracruzanos y quien dice gobernar, Javier Duarte de Ochoa.

En su discurso, por cierto sin desperdicio, antes de ser votado este engendro legislativo, el empresario, El “Rey del Plástico y artículos chinos” y legislador Ricardo Ahued Bardahuil tomó la palabra y ante el asombro de todos, dijo textualmente: “Decidí intervenir para razonar mi voto debido a que hace poco hice declaraciones sobre este tema ante medios de comunicación, grupos empresariales y organizaciones que preguntaban sobre la viabilidad de la gubernatura de dos años.Yo les dije que no estaba de acuerdo en un gobierno de dos años. Esos dichos son parte de la información pública. Posteriormente volví a platicar con sectores empresariales y con el gobernador Javier Duarte de Ochoa y le hice saber que tenía mis reservas y dudas sobre la gubernatura de dos años y generosamente me dijo que respetaba mi decisión, pero también hizo saber que en esto de la política no siempre se está de acuerdo”.

Y aquí, muestra incongruencia absoluta Ahued Bardahuil: “Pero al final de cuentas decidí votar a favor y lo haré en responsabilidad de Ricardo Ahued y con ánimo de comentar lo siguiente: sentí que se desplazaban dos actores políticos de mi partido, porque se les quitaba la oportunidad de participar. Gozo de la amistad y admiración de Pepe Yunes y Héctor Yunes, y hubo declaraciones de ellos que también escuchamos y fueron en contra; no nada más la oposición se ha mantenido en este tema. No somos pandilla de nadie, no somos pandilla de Javier Duarte, ni de este gobierno, ni de ninguno. Somos nada más pandilla de nuestras familias, de nuestros actos y de nuestros hechos. No venimos aquí a dialogar un tema tan importante como esta reforma. Ojalá que con esta reforma se logre un poco más de confianza de los electores que ya no quieren saber nada de nosotros. Se ha devaluado la credibilidad en los diputados y partidos y con eso probablemente alineados, tendremos más democracia y más inversiones en salud, pobreza, educación y yo siempre he dicho que la sinceridad y honradez no es de dos años ni de cinco; el que es ratero, déjalo dos meses y acaba con lo que se encuentra”, comentó el legislador local. 

Citamos textualmente, más comentarios absurdos: “La honradez no es de años, es de moral, valores y principios y escuché también descalificaciones duras de alguien que le guardo admiraciones. Cada quien se respeta como quiere. El licenciado Miguel Ángel Yunes, que no deja de ser un actor político importante en Veracruz, lo que sí comento con respeto, que todos los partidos busquen a sus mejores candidatos primero para una lucha interna y después para una constitucional, para que busquen al mejor gobernador para Veracruz, aunque sea de dos años, porque no se puede pensar que dos años no bastan para demostrar el cariño y respeto para este pueblo veracruzano, que ha sido botín de muchos y que ha sido riqueza para muchos. Pero hay que cambiar esa cosas, busquen un mejor cuadro y el mejor candidato que garantice un buen proyecto, aunque sea de dos años y aunque yo como empresario les digo que es poco para producir, también voy a decir ahora a los empresarios que primero les dije que estaba en contra de esta posición y si algo le debemos a Veracruz es que nos ha dado de comer, nos ha permitido crecer y aquí hemos fincado empresas y hoy demanda Veracruz al sector empresarial un sacrificio de dos años que no es más grande que la gente humilde. Un sacrificio donde demostremos que podemos seguir invirtiendo y más cuando florezca la riqueza, que lo hagamos comprometidos a quienes queremos a esta tierra bendita y que queremos que Veracruz progrese. No podemos seguir invirtiendo nada más cuando florezca la riqueza. No podemos poner de pretexto que dos años no sirven para hacer negocio y quienes quieran hacer negocio a largo plazo que se vayan a otro lado”.

Inteligentes lectoras y lectores, no pierdan de vista esto: “Y reitero mi voto a favor de la reforma de cara al público y de cara a los medios de comunicación. Es la primera vez en la historia que me desdigo, pero lo hago con la cara en alto y lo hago porque me he informado, estudiado y seguramente hay muchos razonamientos de los compañeros del PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y hay muchas coincidencias. No me tiembla la mano para votar a favor, ni me ha temblado para votar a favor cuando otros partidos y hay muchas coincidencias. No me tiembla la mano ni me tembló como diputado federal para votar a favor de posiciones de otros partidos que a mi juicio, yo sentía que les asistía la razón”.

Al término de su discurso en el Congreso de Veracruz, sólo se escucharon aislados aplausos. Muchos de los asistentes no lo podíamos creer, pues la postura combatiente y congruente se esfumó en su discurso divagante y sin explicación alguna. Y no era necesario citar, el haberse reunido con Javier Duarte, esto provocó suspicacias, tampoco subir a tribuna y leer un discurso, que al final, lo colocó en el descrédito y crítica general, y lo peor, desdecirse ante la opinión pública. Esto lo hizo perder todo en cinco minutos.

Pero al final, nos llamó la atención el remate del discurso de Ricardo Ahued: “Y estoy votando, porque soy consecuente con mi determinación y quienes amamos a Veracruz nos bastarían 15 días o un mes de nuestra vida para entregarle a este pueblo todo lo que nos ha dado y no permitamos que en dos años exista saqueo”. Esperemos que sus palabras no sean bíblicas, pues se advierte la posibilidad del continuismo de la Fidelidad en Veracruz, el cual, hemos sufrido por diez años, faltando dos interminables años más de duartismo, además, pretender integrar una Gubernatura de dos años, para volver a imponer las prácticas de desvíos de recursos, enriquecimiento ilícito e inexplicable de todos y sin equivocarnos, todos los funcionarios de Fidel Herrera Beltrán y de Javier Duarte de Ochoa. Y por lógica, mantener la inmensa fortuna de estos dos desvergonzados Gobernadores de Veracruz.

Son casi extintos, los políticos quienes desean fervientemente que a Veracruz le vaya bien. Y es un hecho, la intervención de Fidel Herrera Beltrán en las decisiones estatales y en la del propio Javier Duarte. Ya lo habíamos vaticinado en entregas en el año 2010 y el tiempo nos dio la razón. Cuatro años de Gobierno duartista y los escándalos públicos, la parálisis financiera y las ocurrencias políticas de un inexperto Gobernador se ha hecho presentes en su caótica administración.

Y esperamos equivocarnos, pues no queremos creer en el análisis político, de que el pago pactado entre Ahued y el Gobierno de Duarte es que el Rey del Plástico chino será el candidato del PRI a la Gubernatura por el siguiente periodo de dos años, aún cuando Ahued Bardahuil sea nacido en Hidalgo. Con éstos engendros legislativos, no vaya ser que, así como cambiaron la Constitución de Veracruz para nombrar a Gerardo Buganza Salmerón como Secretario de Gobierno, pues no es abogado, no vaya ser que ahora, deroguen la cláusula de todo aquel que aspire a ser Gobernador, podrá registrarse, aún cuando no sea nacido en Veracruz y sólo cumpla con una residencia de cinco años. Lo malo, es que nuestras leyes se están haciendo a capricho y conveniencia. Y con esto, ya tocaríamos fondo.

A conveniencia, alargar los períodos de Procurador General de Justicia del Estado y de los diputados locales, es un tema que abordaremos próximamente. Como vemos, para continuar con la congruencia y el ánimo de los seguidores, se deben sacrificar algunas cosas. Si te amenazan o intimidan, tomar precauciones y mecanismos de autoprotección, pero nunca bajar el ritmo. Si Ricardo Ahued fue amenazado por poderes gubernamentales y políticos, él mismo sabe las reglas del juego. Si tiene miedo, que se regrese a su casa y negocio, dejando la política pública para otros, que quizá sean más valientes. En el tema de los delincuentes y ladrones, es nadar entre tiburones. Se debe estar dispuesto a saber manejar estos, ya sea vendiendo el criterio y ética o de “plano”, continuar con la congruencia y valor en todos los terrenos que te desarrolles. Lo único que no le perdonamos a Ahued, es convertirse en uno más de la pandilla de corruptos, pues como dice el refrán, “Es igual de culpable, tanto el que mata la vaca, como el que le agarra la pata”.

 

Contacto:

claudiaguerreromtz@nullgmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com

Twitter: @cguerreromtz