1 Cocula

Ciudad de México, 14 de diciembre (SinEmbargo).– “México ha estado envuelto en protestas desde la desaparición y presunto asesinato de 43 estudiantes normalistas por parte de una banda de narcotraficantes.

Mientras se enfrenta a los disturbios, el Presidente Enrique Peña Nieto también confronta un gran desafío a su agenda económica, debido a un escándalo que involucró a su esposa, la ex estrella de telenovelas Angélica Rivera, y a Grupo Higa, un contratista del gobierno”.

Así resume la revista especializada Businessweek, el jueves pasado, las semanas de turbulencia política y social que ha vivido México. Había sucedido el episodio en Oslo, donde un mexicano protestó con una bandera en la entrega del Premio Nobel de la Paz a Malala, pero todavía no era público que Luis Videgaray, Secretario de Hacienda, también tenía casa de Grupo Higa en Malinalco.

Tampoco se había dado a conocer un estudio realizado por cinco científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Autónoma Metropolitana (UAM) que sostiene que la hipótesis de la PGR sobre los normalistas es imposible de probar científicamente, debido a que para realizar la cremación de 43 cadáveres se requiere de algo más que leña y llantas.

“El escándalo [político por la ‘casa blanca’] llega en un momento delicado, cuando el gobierno trata de atraer inversiones privadas para desarrollar las reservas de petróleo del Estado. Se espera que las grandes compañías petroleras extranjeras presenten ofertas, por lo que incluso un toque de incorrección hace más difícil el trabajo de Peña Nieto.

‘Hay preocupación por la posibilidad de buenos acuerdos’, dijo Duncan Wood, director del Instituto México del Centro Internacional Woodrow Wilson para Académicos. ‘Las empresas quieren saber que tienen una posibilidad razonable de obtener un trato justo en un proceso de licitación’’’.

La revista se refiere, ahora, a la cancelación del tren México-Querétaro, en donde también está involucrado Grupo Higa. En los primeros dos años de Enrique Peña Nieto al frente de México, la sociedad civil ha cuestionado en numerosas ocasiones su forma de gobernar. Pero ninguno de los señalamientos había afectado tanto su credibilidad como ahora. Así lo reflejan las encuestas pero, además, así lo señalan los analistas y la prensa internacional.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/14-12-2014/1191954.