“La tragedia de los normalistas de Iguala “fue la gotita que derramó el vaso, pero también fue la fotografía que le pudimos tomar in fraganti al Estado mexicano, por más que lo quiera negar. Y aprovecho la ocasión para decirle que si esto nos ha dolido en un principio, seguimos llorando todavía porque las declaraciones de los padres de familia son imponentes”, “El problema no es que México no firme los tratados internacionales, el problema es que no los cumple. Ayotzinapa es un ejemplo de ello. Necesitamos caminar hacia un Estado de derecho, pero también hacia una cultura de los derechos humanos”. El gobierno de Peña Nieto “Es un gobierno simulador, es un gobierno mediático. El mismo presidente es un personaje mediático que dista mucho de tener la preparación, la formación, la consistencia ética para poder conducir a un país como el que tenemos, desgraciadamente hundido en la violencia, en la corrupción, en la impunidad”, “la clase política en México está altamente desprestigiada y corrompida. La gente no cree en la clase política”. “Me da mucha pena decirlo, reiterarlo, pero por supuesto que ninguno de los estudiantes de Ayotzinapa está vivo”.Forma parte de lo que declaró Alejandro Solalinde a César Mascetti, de Radio Plata, de Argentina. (Publicado en sin embargo.com).