Ayer comentábamos que el ingenio El Carmen, de Ixtaczoquitlán, por deudas con cañeros y azucareros no ha podido arrancar su zafra, desafortunadamente el ingenio San José de Abajo tampoco inicia, según por falta de mantenimiento en sus instalaciones. Lo dicho, la industria azucarera en Veracruz está prendida con alfileres.