Ángel Rafael Martínez Alarcón.

24 de diciembre de 2014

En el verano del 2014, tuve la oportunidad de acompañar al Doctor en derecho, Rubén Pabello Rojas, a la entrega del Doctorado Honoris Causa otorgado por la Universidad de Xalapa, en la que fue su fundador y primer rector a finales del siglo XX; con la participación la Universidad de Almería. En el otoño tuvimos la invitación para la presentación del libro de sus memorias: Tiempos de mis memorias. Entorno y retorno. Reflexiones, cronologías y remembranzas. Editorial Las Ánimas, Xalapa. 486 páginas. Presentado en el auditorio “Sebastián Lerdo de Tejada” de legislatura Veracruzana, con la participación de todas las fuerzas vivas de la sociedad veracruzana y en particular de la xalapeña. Políticos, empresarios académicos, religiosos, amigos y familiares.

Participaron como presentadores los Senadores de la República: Héctor Yunes Landa, José Yunes Zorrilla, y el escritor chiapaneco-xalapeño, Eraclio Zepeda Ramos, medalla del Senador de la República 2014: “Belisario Domínguez”. Eraclio Zepeda ha sido el mejor embajador y promotor de la vida cultural de Xalapa, ciudad donde estudió la licenciatura en antropología, en el rectorado del Dr. Gonzalo Aguirre Beltrán(1908-1996). Y el dinámico Rodrigo Fernández Ávila, editor de la publicación.

Quiero agradecer a don Rubén Pabello Rojas, el envió de sus memorias, en el marco de las festividades de la navidad, quedó en deuda con su amistad. El apellido de Pabello Acosta y Pabello Rojas, están muy ligados a la historia de Xalapa, durante más de seis décadas del siglo XX. Particular desde septiembre de 1943, cuando en el marco del VI congreso nacional de Historia, nació el Diario de Xalapa: el vocero de la provincia. Así También padre e hijo participantes de la vida política en la alcaldía de Xalapa, la diputación local y federal. Pabello Rojas Continuó con una carrera en los niveles de gobierno, la federación y estatal. Su padre se consagró al periodismo por medio del Diario de Xalapa.

Bajo el sello editorial de Ánimas, que dirige Rodrigo Fernández Ávila, miembro de la Academia de Geografía e Historia, quien en tan poco tiempo, es decir en 9 años ha consolidado su empresa editorial; hoy lanza el libro número ochenta y dos, cada uno de las ediciones de dicha firma son garantía de excelentes textos como las mejores plumas del país, vaya un amplio reconocimiento por titánica empresa editorial, rescatando la historia patria como la local.

La obra presentada por Rubén Pabello Rojas, esta integrado por el capítulo I. 1930-1940. nacimiento e Infancia. Capitulo II. 1940-1950. las primeras letras. capítulo III. 1950-1960. La edad de adolecer. Capítulo IV. 1960-1970.Mitos y realidades de un divino tesoro. Capítulo V.1970-1980. Tiempo Compartido. Capitulo VI. 1980-1990. Las lagunas de Lagunes. Capitulo VII. 1990-2000. La experiencia en el altiplano. Capitulo VIII. 2000-2010. Casi Ochenta años. Así Rubén Pabello Rojas, con una exquisita prosa nos lleva de la historia nacional, estatal sin dejar la municipal, y la historia mundial, vista desde su propia experiencia de vida. De profesión abogado por la Universidad Nacional Autónoma de México, 1954. Pero su vocación desde muy temprano ha sido el ejercicio del periodismo, por ende escritor por vocación. Cada uno de los renglones de Tiempos de mis memorias. Entorno y retorno. Reflexiones, cronologías y remembranzas, encontramos un exquisito manejo de español, cada renglón, cada párrafo fue escrito con una limpieza y claridad. El primer comentario que recibí de dicha obra fue en palabras de Manuel Fernández Ávila, ex alcalde de Xalapa, empresario; “ son las primeras memorias de un ex alcalde de Xalapa” desde hace 220 años que tenemos la figura de alcalde.

Pabello Rojas, es sin duda una gran historiador de primera mano, pues desde su tierna infancia, pues siempre de la mano de su señor padre, vio escribir la historia de Xalapa desde los últimos 70 años. Luego También como funcionario público en los tres niveles de gobierno, don Rubén siempre mostró gran responsabilidad como toda la lealtad institucional en cada uno de sus cargos políticos, ya fuera por elección o designación del gobernante en turno. Xalapa y Rubén Pabello Rojas, crecen juntos, la exploró desde su centro históricos desde su niñez y la gobernó entre los años de 1976-1979. Con el también funda una familia, que hoy la integran ya también los nietos.

En noviembre de 1936, nace Rubén Pabello Rojas, en la antigua calle de Manuel Eduardo Gorostiza, junto a la Parroquia de los Corazones, eran el año de la gubernatura interino de Veracruz, encabezada por Ignacio Herrera Tejeda; el gobernador elector había sido asesinado en la ciudad de México. En el hoy centro histórico de nuestra ciudad de Xalapa, el primogénito del matrimonio Pabello Rojas, crece, camina sus calles, juega en los parques de la pequeña ciudad capital de los veracruzanos. Estudiando en el Instituto Clavijero, siendo alumno fundador. El bachillerato lo estudia en la ciudad de México, donde es compañero de estudios del chiapanecos Eraclio Zepeda Ramos, donde nació esa amistad de hermandad entre ambos personajes, que la historia se encargara de unirlos en los diversos caminos. Las memorias escritas de por Rubén Pabello Rojas, es la suma de una vida de plenitud y sobre todo de un inmenso amor a su país, como también de servicio a su estado y en particular a Xalapa. Fundador También de la primera universidad privada en la capital de Veracruz, la Universidad de Xalapa, hace más de dos décadas, solo me resta invitar a la lectura de un texto que nos revela muchas secretos del Xalapa antigua. La obra tiene una colección de fotos inéditas sobre nuestra ciudad. Su Lectura es caminar por nuestras calles, llenas de evocaciones al pasado inmediato, que muchos todavía nos ha tocado disfrutarlo, y con la pluma de Pabello Rojas, es una conversación entre amigos, leer Tiempos de mis memorias. Entorno y retorno. Reflexiones, cronologías y remembranzas, es el placer de conjugar los tiempos del pasado y el presente. Nuevamente mil gracias don Rubén por compartir sus memorias sobre México, Veracruz y Xalapa. Ya es un producto básico de las bibliotecas de los Xalapeños.

¡Una Feliz Navidad 2014¡