El dirigente nacional priista empieza a abrir la puerta de las verdades ocultas en este país: “Poracción u omisión, todos los políticos tienen responsabilidad en lo que ha ocurrido en Guerrero, No podemos dejar de decir que los acontecimientos que han preocupado a Iguala, a todo Guerrero, a México y a buena parte del mundo, por acción o por omisión, somos corresponsales, y hablo de los políticos”. Este es un reconocimiento de la realidad nacional, de que cuanto ocurre es debido a una clase política corrompida por el poder, ajena a los problemas colectivos. En la amplia descripción de Camacho Quiroz se encuentran, regidores, alcaldes, dirigentes sindicales, de partidos políticos, diputados, senadores, gobernadores y presidentes de la república que no han asumido el verdadero sentido de sus respectivos cargos y por eso estamos como estamos. 4-diciembre.