Un aire de incertidumbre, molestia hasta la irritación social permea entre los habitantes de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque que en plenas fiestas decembrinas tuvieron reuniones familiares con la preocupación de carecer de agua para los servicios más indispensables del hogar. Muchas familias rompieron su tradicional fiesta hogareña para salir de la ciudad por un problema que no parece tener solución porque las partes en conflicto no llegan a acuerdos satisfactorios, poniendo a la población en medio de sus disputas- En Coatzacoalcos el tema del agua se convirtió en el ajonjolí de todos los  moles.La gran paradoja, mientras unos vacacionan otros la sufren.