Bien se dice que la suerte del principal la tiene lo accesorio y tal ocurre con el Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano de Veracruz pues, a semejanza con el gobierno del estado al que no le alcanza el dinero para cubrir las prestaciones de su empleomanía, tampoco el Sistema puede juntar dinero para pagarle el aguinaldo a sus empleados sindicalizados que, cansados de la espera, decidieron tomar las calles y hacer pública su inconformidad.