Un sindicato como el de Poder Legislativo a cuyo dirigente se acusa de recibir prebendas escandalosas, múltiples sindicatos cuyos dirigentes llevan en su cargo décadas de usufructo, no llevan buena fama al sindicalismo en Veracruz. Se está comprobando en la Universidad Veracruzana con el paro de labores que lleva a cabo el Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la UV (SETSUV) de manera unilateral pues no dio aviso oportuno a las autoridades, y estas reaccionan en el sentido que descontaran el día no laborado, según asegura la titular de recursos humanos de la institución educativa. Por años se ha consentido a los sindicatos favoreciéndoles sus peticiones a la menor presión, ya se verá si la autoridad universitaria persiste en su posición que, como es posible advertir, está apegada a derecho, o cede “para llevar la fiesta en paz” auspiciando una viciada relación entre un sindicato de empleados que debieran dedicarse a trabajar para desquitar lo que reciben y no “fortalecer” a un dirigente que solo los utiliza.