El presidente de la república estuvo ayer en Veracruz y este día el gobernador manda su iniciativa al Congreso local: ¿con la autorización de Peña Nieto? Un paso de esta medida no puede darse sin, por lo menos, la consulta con quien manda en el país en asuntos políticos y más entre priistas, de allí que se piense que sí tiene la enuencia presidencial. Sobre si el Congreso la va a aprobar, no queda la menor duda que así será, salvo que sea solo una finta distractora que encubra el propósito. De si es bueno para Veracruz tener un gobernador de dos años con los antecedentes que se tienen ya se han expresado diversos actores políticos del propio PRI y de la clase empresarial. Los acontecimientos más expresivos serán los electorales.