Cuando hace unos meses Luis Videgaray, Secretario de Hacienda, visitó la ciudad de Veracruz declaró que su dependencia remitía las participaciones con rigurosa puntualidad, tuvo de testigos al gobernador Duarte de Ochoa y al senador José Yunes Zorrilla; nadie dijo lo contrario. Por esa razón extraña que el secretario de Finanzas del gobierno del Estado asegure que el desfase en la entrega de las participaciones municipales se debe a una lenta ministración por parte de la Federación, pues, dice, el dinero se manda a los ayuntamientos como van llegando. Pero su versión no es creíble para los alcaldes pues no pocos están enterados de que la retención se debe a que en finanzas se utiliza ese dinero para fines diferentes a lo que la etiqueta dice.