061537_Capturadepantalla20150102alas06.12.54_principal

México.- En la muerte de 22 personas en una bodega de Tlatlaya, estado de México, todavía no hay culpables, y no existen elementos de prueba contra los militares, aseguró la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Y es que aseguró que de acuerdo con los testimonios que contiene la recomendación 51/2014 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre el caso son contradictorias, defiende en el escrito el procedimiento seguido por los elementos del Ejército en los hechos violentos del 30 de junio de 2014.

Aunque en una primera versión los militares reportaron que fallecieron en un enfrentamiento con militares, meses después testigos declararon que los castrenses ejecutaron a los presuntos delincuentes cuando éstos ya se habían rendido.

En un documento, del que da cuenta Reforma, Sedena recordó que en los hechos participaron 22 sujetos armados contra 8 elementos castrenses, quienes siguieron el manual de uso de la fuerza.

“Es necesario tomar en cuenta el principio jurídico penal que señala la presunción de inocencia mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el juez de la causa”, señala.

Ayer le informamos que una testigo, entrevistada por la agencia Associated Press (AP), dijo que funcionarios estatales la torturaron cuando se negó a firmar una declaración falsa en la que se asentaba que los 22 presuntos delincuentes habían muerto en un enfrentamiento y no ejecutados.

Pero la Sedena cuestionó la versión de testigos sobrevivientes pues consideró conveniente “reflexionar sobre cómo una persona que carece de conocimiento sobre el manejo y uso de armas puede identificar tan sólo con el sonido de los disparos, cuáles correspondían a los realizados por el personal militar y cuáles al grupo agresor, así como el lugar exacto en se donde están realizando las detonaciones”.

En el documento interno, al que tuvo acceso el mencionado rotativo, Sedena indica que lo anterior “resulta poco creíble” y resalta que existen contradicciones en los testimonios que rindieron las sobrevivientes ante personal de la CNDH.

Las tres testigos dijeron que militares ultimaron a algunas de las personas que se encontraban en una bodega del municipio de Tlatlaya.

Tomado de: http://www.sdpnoticias.com/nacional/2015/01/02/dice-sedena-que-en-caso-tlatlaya-aun-no-hay-culpables