1_adiccion_internet

Anteriormente, la adicción a internet era vista como una moda que se curaba con un poco de fuerza de voluntad y algo de aire fresco, pero ahora que hay más de tres mil millones de personas en el mundo que regularmente están en línea, el uso del internet se ha convertido en un problema. El conocido como trastorno de adicción a Internet se está convirtiendo en una de las adicciones de mayor crecimiento en el mundo.

Según investigaciones realizadas por la Universidad de California, los síntomas de la enfermedad incluyen la pérdida de la noción del tiempo, irritabilidad cuando se interrumpe el uso, aislamiento de la familia y compañeros,trastornos del sueño y  pánico cuando se está desconectado; mientras que los pacientes aseguran percibir “vibraciones fantasmas” ya que se sienten desesperados por recibir mensajes en sus teléfonos celulares.

A pesar del reconocimiento de esta problemática por académicos y profesionales de la salud, no existe un consenso mundial el tratamiento del trastorno. En China, donde hay alrededor de 24 millones de niños adictos a la web, los campos de rehabilitación militares son el método para tratar la “enfermedad”; mientras que en el Reino Unido, las clínicas privadas que ofrecen terapia especializada van en aumento. Sea cual sea la respuesta, el problema no va a desaparecer.

Eric Schmidt, jefe de Google, predice el mundo entero estará en línea para el año 2020. Por ejemplo, el británico promedio pasa más tiempo conectado que durmiendo, según lo señala de Telegraph. Pero según sea el caso, aquí hay5 maneras de sacudir el hábito:

1. Matricularse en un campo de entrenamiento militar estilo chino: A diferencia de muchos de tratamientos con metodologías empáticas que se ofrecen a en Europa, los campamentos de entrenamiento estilo militar son el remedio por elección en China. Aquí, ex soldados supervisan a los adictos a través de un proceso de rehabilitación extrema.

Quienes son enviados a esos campamentos por sus padres, se someten a exámenes psicológicos y una amplia formación física. Su estadía puede durar hasta seis meses.

Según Tao Run, psiquiatra y coronel en el Ejército Popular de Liberación que ideó el tratamiento, el 90 % de los pacientes que llegan sufren de depresión severa, mientras que el 58 % han atacado a sus padres. Actualmente, hay más de 250 campos de rehabilitación en China, país en el que se estima existen 24 millones de niños adictos a Internet.

2. Insríbete a “The Priory” :El “Priory Group” ha servido como centro de rehabilitación para celebridades y millonarios que llegan a pagar hasta £ 3,640 (más de $80 mil pesos) por semana. Este centro ofrece una evaluación inicial gratuita con un terapeuta experimentado para potenciales adictos a internet. Entre los tratamientos administrados a los adictos incluyen autoayuda, asesoramiento y un programa de recuperación de 12 pasos, no muy diferente al método utilizado en el abuso de alcohol o drogas.

3. Contratar un asistente virtual: Tener a un asistente virtual es algo común en los aviones o para los negocios pequeños, carentes de espacio que necesitan ayuda. Sin embargo, actualmente existe una población que necesita de estos servicios: los adictos al internet.

Con el objetivo de reducir el tiempo que se pasa frente a una pantalla, los terapeutas aconsejan a los pacientes descargar algunas tareas pequeñas e indispensables para su trabajo, como investigación o revisión de correos electrónicos, para que las llevan acabo los asistentes virtuales.

4. Pasa una semana en el desierto con tu familia: “¡Cambia tu familia para siempre!” o al menos, eso dice el eslogan de Family Bootcamp, que ofrece una experiencia terapéutica en el desierto al sur de Utah. El objetivo es ofrecer intervención para las familias que no quieren enviar a los adolescentes afectados a terapia residencial de largo plazo, pero todavía requieren ayuda. El tratamiento mínimo es de 5 días y se está desconectado de toda tecnología y comunicación exterior.

“Estar desconectado […]  proporciona un despertar fuerte para los jóvenes”, asegura este proyecto.

Además de Internet y el abuso de sustancias, Family Bootcamp también recibe a personas adictas a la pornografía, teléfonos móviles y bullying, y cuesta entre $ 6,000 y $ 10,000 por mes.

5. Ir a un hospital (en Corea del Sur): Corea del Sur es el país más conectado en la tierra. Ahí, el 90% de los hogares tiene conexiones baratas y de banda ancha de alta velocidad, por lo que la adicción a Internet es un problema nacional. El aumento de jóvenes que pasan horas jugando, el ausentismo escolar y la falta de concentración de los trabajadores ha dado lugar a un tratamiento radical por parte del gobierno: la apertura de 140 centros de asesoramiento de adicción a internet, además de los tratamientos hospitalarios financiados por el estado en casi 100 hospitales.

Mientras que al parecer y por el momento, los tratamientos de adicción a Internet en el Reino Unido permanecerán en las clínicas privadas, la situación es muy diferente en Corea del Sur, donde se encuentra la Escuela de Rescate “The Jump Up Internet”, que es una mezcla entre rehabilitación y campo de entrenamiento, donde se impulsa a los jóvenes a través de carreras de obstáculos y actividades terapéuticas alternativas, como la alfarería y tambores, y se utiliza el trabajo en equipo para despertar las habilidades comunicativas. Pagado por el gobierno y bajo vigilancia constante del mismo, el campamento también incluye paseos a caballo como medio para reconstruir las conexiones con el mundo exterior. 

Tomado de: http://quo.mx/10-cosas-que/2015/01/20/5-tratamientos-contra-adiccion-a-internet