No es lo mismo no saber de un asunto que no saber hacer nada sobre ese asunto, las dos opciones son lamentables porque, como en el caso de la desaparición de Moisés Sánchez la Fiscalía del estado no informa de avances sobre su localización, vivo o muerto. Por eso llama la atención que el Fiscal del estado, Luis Ángel Bravo, pida a la organización defensora de periodistas “Artículo 19” que no “pretenda enlodar con política un asunto criminal o judicial”; esto porque “Artículo 19” asegura que existe omisión de las autoridades, que hay simulación en la búsqueda de Moisés. No pasa desapercibida la actitud del fiscal que no admite señalamientos porque igual hace con el abogado defensor del alcalde de Medellín al pedirle que si tiene información sobre Moisés que los aporte, cuando bien sabe que esa no es la función de una defensa de alguien que no está acusado de nada, por cierto. Lo único seguro es que ya pasaron más de quince días sin resultados de la búsqueda, lo que no es buena señal.