ecnologías como la de la CSU pueden ayudar a personas con discapacidad visual y auditiva, sin necesidad de implementar un método invasivo. Foto: CSU
ecnologías como la de la CSU pueden ayudar a personas con discapacidad visual y auditiva, sin necesidad de implementar un método invasivo. Foto: CSU

Es más que evidente que los sentidos físicos juegan un papel fundamental en nuestra vida diaria. Sin embargo, a menudo no se les da el crédito suficiente o, en el mejor de los casos, se valora más a unos que otros. Se trata de una cuestión de comodidad y preferencia en la que pocas veces se repara, aunque para algunas personas (las menos afortunadas) se trata de interactuar y realizar sus actividades con los sentidos que tienen a la mano.

Mientras que muchos avances tecnológicos para suplir un sentido apuntan a la utilización de métodos invasivos que buscan corregir debilidades y ausencias, lo cierto es que aún no existe la tecnología que pueda devolver por completo un sentido a una persona. No obstante, existen alternativas que se antojan mucho más viables y, por lo tanto, más accesibles a la larga.

Este es el caso de investigadores de la Universidad Estatal de Colorado (CSU), que están desarrollando una alternativa para que las personas sordas no tengan que recurrir a los caros implantes cocleares. Así, dado que dichos dispositivos son caros, su instalación quirúrgica y de que no funcionan en todas las formas de pérdida de la audición, crearon una pieza bucal eléctrica que transmite las palabras habladas al usuario por medio del zumbido de su lengua.

https://www.youtube.com/watch?v=RBV8WTiDyII

Desarrollados por un equipo dirigido por el profesor John Williams, el dispositivo (similar a un paladar) funciona de una manera similar al implante coclear, en el aspecto de que también utiliza un auricular-micrófono para captar sonidos que luego se convierten en señales eléctricas. Sin embargo, en este caso dichas señales se envían por Bluetooth al dispositivo que el usuario tiene en su boca. De esta manera, cuando el usuario oprima su lengua contra el dispositivo, una serie de electrodos en él responderá a las señales recibidas mediante la estimulación selectiva de los nervios en diferentes partes de la lengua.

Pero las personas sordas no son las únicas beneficiadas por las innovaciones técnicas. Para aquellos con algún impedimento visual existen alternativas, aunque quizás no tan elaboradas como en el caso anterior. En este caso, una aplicación para smartphones puede proporcionar una nueva respuesta a un viejo problema que sufren comúnmente las personas con problemas visuales: los obstáculos a la altura de la cabeza.

Mientras que los perros guía y los bastones pueden impedir que una persona tropiece con objetos en el suelo, son de poca ayuda para detectar ramas colgando sobre una acera o una puerta de cochera parcialmente abierta.
Por tal motivo, científicos en España desarrollaron la app llamada Detección aérea de objetos o AOD, que reconoce y obstáculos monitores de nivel la cabeza como una persona ciega se acerca a ellos, los informes de los equipos de este mes en el IEEE Journal of Biomedical y Salud Informática.

https://www.youtube.com/watch?v=bLAq_Qn1EaE

“Es una aplicación fascinante, y toca un verdadero problema que no se aborda bien por las tecnologías existentes”, dice James Coughlan del Instituto de Investigación Ocular Smith-Kettlewell en San Francisco, quien no estuvo involucrado en el estudio.

Sin embargo, no todo es autonomía y hay aplicaciones que promueven la interacción entre personas y, de paso, dan la oportunidad de ayudar a otras personas. Be my eyes, en este caso, es una app mediante la cual las personas con discapacidad visual utilizan la cámara de su dispositivo móvil para grabar un vídeo en vivo de aquello que necesiten distinguir o leer. Al mismo tiempo, un voluntario en el otro lado les dice lo que tienen que saber.

http://vimeo.com/113872517

Desarrollada por la startup danesa Robocat la app fue lanzada hace unos meses al mercado y actualmente cuenta con alrededor de 700 auxiliares. Actualmente Apple está planeando colocarla en la App store lo que ayudará a promoverla y a conseguir a más voluntarios que puedan prestar su ayuda a los usuarios, aunque de momento lo que necesitan son más sujetos de prueba.

“No sólo estamos buscando ayudantes, sino también a gente con discapacidad visual, para que puedan obtener la ayuda cuando la necesitan. Así que estamos tratando de conseguirlos por parte de la gente que conoce gente ciega, para quienes [la aplicación] podría ser útil”, dijo Willi Wu, fundador y principal desarrollador de Robocat.

Tomado de: http://www.sinembargo.mx/28-01-2015/1227023