Gerardo Buganza defiende su gestión al frente de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas contra el rumor de malos manejos en la distribución de 17 mil 500 toneladas de AC 20 donadas por PEMEX durante 2014. Aceptó que en el pasado se clonaban vales para sacar el AC 20 pero que desde que llegó a esa Secretaría se establecieron controles para evitarlo, como un sello lacrado y vales que pueden ser checados a través de la luz de neón.“Los procesos de contratación y ejecución de obra pública hoy están estrictamente vigilados. Atrás de cada proyecto de obra pública o infraestructura hay procesos que no son exclusivamente técnicos o económicos, también están los sociales”. De lo dicho por Buganza se desprende que todos, incluyendo al Secretario, vieron la corrupción que existía en esa dependencia, menos los órganos de control.