Por Mario Javier Sánchez de la Torre
07 de enero de 2015

Realmente es muy oportuno y un buen distractor utilizar el proceso electoral que estamos viviendo para dar salida a aquellos servidores públicos de la actual administración estatal que debido a sus corruptelas e ineficiencia era ya imposible continuar manteniéndolos en la nómina que pagamos todos los que cumplimos con nuestros impuestos aquí.

Pues independientemente del rumor sobre los cambios que se darían por estas fechas, era un secreto a voces, el calendario electoral está favoreciendo la penosa y vergonzante situación. Así tenemos que a los primeros enroques que se llevaron a cabo ayer, hoy martes, la práctica continúa con la presentación ante el Ejecutivo del Estado de las “renuncias” de los servidores públicos que a continuación expongo: Noemí Guzmán Lagunes al cargo de secretaria de Protección Civil (PC); Marco Antonio Aguilar Yunes a la Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Productividad (STPSP) y uno de los hijos favoritos de la fidelidad, Jorge Carballo Delfín a la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL). En total a la fecha de redactar la presente –martes 6 de enero del 2015 por la tarde– los que salen huyendo de lo que pueda pasar en un futuro no muy lejano a los integrantes de la actual administración estatal, ya son ocho, pero faltan más.

De los nombramientos que se dieron a conocer ayer, solamente uno es el que vale la pena, pues no solamente es un político-político, o sea un político veracruzano de carrera, lo que le ha permitido tener una importante experiencia en la vida pública, sino también un hombre cuya trayectoria es totalmente transparente, pues desde que inició su carrera política hace ya aproximadamente 30 años, nunca se le ha visto involucrado en cuestiones de deshonestidad, así como también siempre ha sido un priista que ha sabido disciplinarse a su partido el Revolucionario Institucional, situación que de unos años a la fecha, es muy difícil que se presente entre los integrantes de la clase política de cualquier partido, pues lo hechos lo demuestran. Me refiero al doctor en derecho Flavino Ríos Alvarado, quien atiende su notaria en Minatitlán, su tierra natal. A continuación algunos de los cargos que ha desempeñado: director de Acción Social del Gobierno del Estado; legislador local y federal; delegado de la Secretaría de Educación Pública en el Estado de Veracruz, cuando la oficina se llamaba Coordinación de Educación, si mal no recuerdo y sub secretario de Gobierno del Estado de Veracruz, entre otros. Por lo que al no ser la primera vez que estará al frente de los destinos de la educación del Estado, esto es una garantía de que las cosas estarán bien.

En cuanto al ex panista Gerardo Buganza Salmerón, continúa cobrándole a la fidelidad la deuda que tiene con él y como la mayoría de los veracruzanos ya se han dado cuenta, pasa de un cargo a otro, ya que lo importante es, como decía el inolvidable Tlacuache Garizutieta: “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”. Situación que hay que evitar y Guganza Salmerón lo ha hecho muy bien desde que “perdió” la gubernatura ante el máximo representante de la fidelidad.

Por lo que corresponde al “cloncito de la fidelidad” y su hermano de grupo político, Jorge Carballo, lo único que están buscando desesperadamente, es el fuero que de llegar a ser legisladores federales, esta posición les otorgará, pues también saben muy sus pecados y por lo tanto también salen huyendo de la actual administración estatal, previniendo lo que se ve venir.

La ex senadora Noemí Guamán Lagunes y Marco Antonio Aguilar Yunes, seguramente también buscarán una posición en el Congreso de la Unión, pero el que la logren, es una situación incierta, pues aún falta que su partido el Revolucionario Institucional lo haga candidatos y no candidotes. Aunque por la suerte que ha tenido en la vida pública la señora Noemí Guzmán, me atrevería a decir que lograra la candidatura y también la posición por la que compita.

En cuanto al nuevo coordinador de Comunicación Social del Gobierno del Estado, ahora sí que le toco bailar con la más fea, pues lo que más le heredan en el cargo son deudas y por tanto problemas con los medios de comunicación, lo que permitirá conocer si está preparado para el difícil encargo. Así por el momento los enroques de la actual desprestigiada administración estatal. Hasta el viernes.

Contacto: noti-sigloxxi@nullhotmail.com