El anuncio es muy bueno, y seguramente se hará realidad pues realmente es un corto tramo el que va de Comapa hacia El Salto de Eyipantla, para eso si alcanza el presupuesto asignado para 2015. Llama la atención el escenario que se armó para hacer el anuncio: previamente a la llegada de la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, con pancartas ex profeso los pobladores “exigían” la construcción de la carretera a El Salto de Eyipantla, a lo que el gobernador respondió afirmativamente; y tan iba preparado que ofreció pavimentarla con concreto, no asfalto y concluirla en abril próximo. Antaño este tipo de obras correspondían a  los ayuntamientos, pero ante su penuria económica el gobierno del estado, que tampoco está boyante  en ese ramo, asume el compromiso pues no representa mucha inversión, tal como lo comprueba una obra carretera que se construye en tres meses. Pero, lo importantes es la finalización de ese tramo carretero porque su trata de un sitio de atracción turística que ha estado prácticamente abandonado por los gobiernos del estado.