Que los chapulines políticos no son privativos de Veracruz lo demuestra el hecho de que en el Distrito Federal 14 de los 16 Delegados pudieran aspirar a ser candidatos a diputados federales o cambiar de puesto. De los 14 del PRD 10 presentarán solicitud de licencia para separarse del cargo. El del PAN, Romero, de la Delegación Benito Juárez, irá por la vía plurinominal y el del PRI, Ruvalcaba, de la Miguel Hidalgo quizá opte por un cargo en el gobierno federal. Sin duda son prosélitos del “Tlacuache” Garizurrieta, quien pontificaba: “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”.