Una pareja de Calligrapha confluens Schffr. se acopla plácidamente sobre una hoja Alnus incana (L.). / Tinguaro Montelongo
Una pareja de Calligrapha confluens Schffr. se acopla plácidamente sobre una hoja Alnus incana (L.). / Tinguaro Montelongo

En la naturaleza, la reproducción sexual ha sido la estrategia con más éxito. Ha sido la forma más generalizada para conservar las especies, hacer frente a los cambios ambientales y a la presión de los parásitos, y también ha sido eficaz para compensar la carga de mutaciones perjudiciales a la que están expuestas todas las especies.

Un estudio, publicado en la revista American Naturalist, demuestra que entre las 40 especies conocidas del género de escarabajo de las hojas Calligrapha, en América del norte, al menos siete han llegado a prescindir de los machos para la procreación, habiendo desaparecido de las poblaciones y quedando la reproducción a cargo exclusivamente de las hembras.

Este fenómeno se denomina telitoquia y es una forma de partenogénesis en el que las hembras producen una progenie de hembras genéticamente idénticas a la madre. Sobre este tema los autores del artículo, Jesús Gómez-Zurita, investigador principal, y Tinguaro Montelongo, ambos investigadores del Instituto de Biología Evolutiva(IBE), del centro mixto Universitat Pompeu Fabra-CSIC, llevan trabajando desde hace más de una década.

Cada una de estas especies resulta de una compleja historia de sucesivos eventos de hibridación entre especies en los últimos 2 o 3 millones de años

“La capacidad de reproducción telitoquia se entiende como una vía evolutiva para los linajes híbridos que podrían librar a estas especies de los inconvenientes de los cruces interespecíficos, a menudo dados entre individuos de diferentes especies de Calligrapha y que normalmente producirían descendencia no viable o estéril”, declaran los investigadores. Esta hipótesis, y en particular que las especies telitoquias sean híbridos interespecíficos, no había sido confirmado hasta ahora.

Las especies de Calligrapha unisexuales tienen un origen híbrido

La mayoría de los animales tienen dos copias del genoma básico de la especie en sus células, una copia heredada de cada progenitor. Las hembras de especies unisexuales de Calligrapha tienen cuatro copias, y por resolución de las fuentes parentales utilizando secuencias de ADN de varios genes, los autores han identificado que derivan de dos y, en un caso hasta tres especies diferentes, “lo que confirma inequívocamente su origen híbrido”, subrayan.

Además, en estas especies, el genoma presente en sus mitocondrias proviene muy posiblemente de otra especie, actualmente extinta. La evidencia encontrada en este estudio sugiere que cada una de estas especies resulta de una compleja historia de sucesivos eventos de hibridación entre especies en los últimos 2 o 3 millones de años, “Por este motivo, la pérdida de la sexualidad sólo se produjo en una etapa más reciente, tal vez relacionada con la duplicación del genoma”, dice Gómez-Zurita.

De este modo, para los investigadores la hibridación debe ser considerada como una condición necesaria pero no suficiente para la evolución de la telitoquia, y en todo caso, “a pesar de haber sido ignorada tradicionalmente en zoología, se destaca como una fuerza evolutiva no despreciable, capaz de generar diversidad biológica, morfológica y de comportamiento”, concluyen.

Referencia bibliográfica:

Montelongo T, Gómez-Zurita J. (2015), “Nonrandom patterns of genetic admixture expose the complex historical hybrid origin of unisexual leaf beetle species in the genus Calligrapha”. American Naturalist, 185(1): 113-134. 

Tomado de: http://www.agenciasinc.es/Noticias/Algunas-especies-de-escarabajos-prescinden-del-macho-para-su-procreacion