Coatzacoalcos es una de las ciudades más promisorias de la entidad veracruzana en el Istmo de Tehuantepec; su ubicación geográfica se lo permite y la industria instalada en la zona sur le ha dado un especial impulso desde hace décadas. Sin embargo tres proyectos para favorecerla permanecen en el limbo: el distribuidor vial, el túnel sumergido y el Cristo de Villa Allende, dan la impresión de un gran cementerio de obras inconclusas. Acerca del túnel sumergido el ahora Secretario de Gobierno ofreció que este año entraría en operación, lo que se ve difícil por el litigio judicial que existe entre la empresa y el gobierno del estado. El distribuidor vial no tiene para cuando pues a pesar de ser una obra de importancia para este año no se presupuestaron recursos para continuarla. Del Cristo de Villa Aldama, según informa el alcalde, someterán a una consulta ciudadana para decidir su futuro.