pic

La ausencia de apetito sexual puede tener causas orgánicas o psicológicas. Identificar los motivos que influyen en esa falta de deseo puede ser el primer paso, según los expertos, para mitigarlos y así recuperar las ganas de mantener relaciones sexuales. Te contamos cuáles son los más comunes.

La falta de deseo sexual afecta más a las mujeres que a los hombres, tal como explica la psicóloga especialista en sexualidad de Psytel, Silvia Sanz García, quien además marca diferencias entre la pérdida temporal de deseo o la ausencia de deseo hacia una persona, sea la circunstancia o la situación que sea.

La sexóloga señala cuáles son los motivos que afectan con más frecuencia al deseo sexual y da las claves para identificarlos, mitigar sus efectos y recuperar el apetito corporal.  

1. ¡El estrés! Cuántas veces hemos escuchado en boca de amigas, compañeras de trabajo, familiares esa temida frase: “¡No me da la vida”. La sobrecarga de tareas en un tiempo limitado, el cuidado de los hijos, las tareas domésticas, la planificación de la compra y los compromisos familiares influyen directamente en el deseo sexual. 

Así, la psicóloga explica que, cuando sentimos mas exigencias que tiempo o recursos para hacerles frente, aparece el estrés y eso hace que el deseo se esconda. “No hay tiempo para el sexo ni espacio para la concentración o el disfrute, pues algunos de los síntomas de ese estrés son la irritabilidad, el agotamiento, el insomnio y el cansancio.

Claves para recuperar el deseo cuando hay estrés:  

Silvia Sanz aconseja priorizar y dedicar tiempo a algunas áreas de nuestra vida que estamos dejando de lado, como cuidarnos, mimarnos, sentirnos sexys, pues esto podrá ayudarnos a mejorar nuestras relaciones sexuales, dándoles más espacio y contribuyendo además a disminuir el estrés.

2. Malas experiencias o conceptos erróneos del sexo. Nuestra sexualidad esta en nuestra cabeza. Por eso la sexóloga de Psytel explica que, si hemos tenido malas experiencias pueden generarnos malestar al recordarlas, en lugar de excitación, condicionando nuestra vida sexual. Asimismo, la falta de educación sexual o las connotaciones negativas que tengamos en torno al sexo o incluso aquellas historias que puedan relacionar el sexo con algo sucio o tabú puede afectar al deseo. ¿De verdad crees que es difícil que pase esto en la era de la información? Pues sucede.  

Claves para recuperar el sexo cuando te falta información 

Desde Psytel aconsejan perder el pudor o la pereza a la hora de informarte sobre temas de sexualidad, pues eso contribuirá a clarificar algunas de las ideas erróneas que tengas con respecto al sexo y te ayudará a abrir la mente. Respecto a las malas experiencias previas, la comunicación es la clave. Una solución es hablar de ello con tu pareja, pues ésta puede ayudar mucho más de lo que crees. Pero si necesitas unas pautas para mantener esta conversación, la experta aconseja acudir a un sexólogo que pueda ayudarte a definir los pasos y caminar hacia una vida sexual óptima.  

3. No me conozco. Si cada vez que tenemos un encuentro sexual, nos sentimos frustradas por no alcanzar el orgasmo, esto puede influir en la concentración y en el deseo sexual de las próximas relaciones. Silvia Sanz explica que, si bien el orgasmo no ha de ser siempre el objetivo, es algo que puede convertirse en algo obsesivo llegando a afectar al apetito sexual.

Claves para recuperar el sexo cuando te obsesiona el orgasmo  

“El descubrimiento de nuestros genitales y cómo tocarlos puede ser un algo básico e imprescindible para lograr un orgasmo con nuestra pareja”, revela la sexóloga de Psytel.  

4. ¡No paro de pensar en el rol del espectador! En algunos casos algunas mujeres están tan pendientes de cómo les ven sus parejas durante la relación sexual, que no se permiten disfrutar de la experiencia ni alcanzar el orgasmo.

Claves para recuperar el deseo sexaul cuando no logras concentrarte

Dejar de pensar que tu pareja está mirando tus pechos o sobre si se estará dando cuenta o no de que tu abdomen no es perfecto no es la mejor manera de afrontar una relación sexual. Silvia Sanz aconseja concentrarse en una sola cosa: el placer. “No puedes dar al otro lo que no eres capaz de darte a ti misma”, explica. En este sentido, la experta insiste en que, por regla general, los hombres no son consciente de lo que obsesiona a las mujeres y que, preguntarle en mitad de la relación sexual, si nota que has ganado peso, o dejar de probar determinadas posturas porque crees que no resultan favorecedoras, es lo peor que puedes hacer tanto para tu propio placer como el de tu pareja. La experta apunta además que muchas mujeres suelen practicar sexo solamente con las luces apagadas. Otro gran error pues, tal como comenta la experta de Psytel, los hombres, en líneas generales, son muy visuales y se excitan con lo que ven. “Poco a poco iras ganando confianza, pero que hay que empezar a exponerse. Quiérete como él lo hace”, aconseja.  

5. Silencio sexual o no saber pedir lo que te gusta. Recuerda que eres responsable de tu propio placer y, aunque para muchas mujeres puede resultar incómodo hablar de lo que les gusta o no, es la única manera de alcanzar una relación sexual satisfactoria. No será fácil para tu pareja satisfaceros mutuamente si no conoce tus necesidades.

Claves para recuperar el deseo sexual cuando no dices lo que te gusta

Tal como explica la experta de Psytel, es habitual que los hombres busquen la satisfacción de sus parejas por lo que si expresas tus necesidades de una manera que no hiera su ego, él lo apreciará. “Dile lo que te gusta y lo que quieres en la cama, sin exigencias ni reproches. Puedes guiar su mano suavemente y expresar lo que te gusta y durante cuánto tiempo. No te quedes muda, ni tampoco pases al otro extremo de guiarle en exceso”, aconseja Silvia Sanz. Quizás no sepa cuáles son tus zonas erógenas y a eso sí que puedes ayudarle porque mejor que tú, no te conoce nadie.

Tomado de: http://www.mujerhoy.com/salud/en-forma/yoga-vivir-calma-850068012015.html