Noviembre de 1984, se rompió una tubería que transportaba gas licuado provocando una fenomenal explosión que calcinó todo cuanto estaba a su alcance, el saldo trágico contabilizó 503 personas fallecidas en Ixhuatepec, Estado de México. En abril de 1992 por una fuga de gasolina hacia el sistema de alcantarillado de la ciudad de Guadalajara se produjo una tremenda explosión que provocó la muerte a 209 personas. En octubre de 2007, por una fuga de gas murieron 22 personas y 68resultaron heridas en la plataforma Usumacinta. En junio de 2009 se incendió la guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, murieron 49 niños y 50 resultaron con quemaduras graves. En enero de 2011, en San Martín Texmelucan, Pue., por robo de combustible se provocó una explosión que dejó 30 muertos y 52 lesionados. En agosto de 2011, en el casino Royale, un grupo del crimen organizado derramó bidones de gasolina e incendiaron el lugar con el saldo de 52 personas muertas y 10 lesionados. En septiembre de 2012, en Reynosa, Tamaulipas, se produjo una explosión en el Complejo Procesador de Gas Kilómetro 19, dejó 31 personas muertas y 46 heridos. Las causas: ablandamiento y desgaste de un ducto que no soportó la presión. En enero de 2013 una explosión en la Torre B2 del corporativo de Pemex, las oficinas centrales de la compañía dejó 37 muertos y 125 heridos, se atribuyó a la acumulación de gas. El 7 de mayo de 2013 un camión cisterna explota en Ecatepec (Estado de México) deja 24 personas muertas y otras 26 heridas, la versión oficial fue exceso de velocidad. Tal como ha ocurrido pasará igual con la explosión ayer de una pipa en el hospital materno infantil de Cuajimalpa, con el lamentable saldo de dos personas fallecidas. A continuación “se revisarán todas las pipas distribuidoras de gas doméstico”, “las investigaciones se llevarán hasta las últimas consecuencias”, conoceremos si la empresa gasera tiene el permiso correspondiente, si el hospital cumplió con el protocolo de las normas de protección civil, etcétera. Así ha ocurrido antes, así será ahora, para después de unos días todo vaya al archivo de la amnesia colectiva.