1 Fer

El senador Fernando Yunes Márques hizo una enérgica condena al trato que la Secretaría de Finanzas y Planeación dio a los líderes de las cámaras empresariales del Estado, que acudieron a negociar con el titular, Mauricio Audirac Murillo, los adeudos que el Gobierno del Estado tiene con empresas proveedoras de bienes y servicios.

Yunes Márquez manifestó su indignación ante el tratamiento que se les dio a los dirigentes camerales, ya que dijo que fueron tratados como delincuentes y forzados a retirarse de un edificio público.

Las expresiones del legislador veracruzano fueron hechas mediante un comunicado, que se reproduce íntegro,  respetando los remarcados que trae el original:

Comunicado

 A la opinión pública:

 El pasado miércoles, Presidentes de CANACO, COPARMEX, CANACINTRA, Consejo Coordinador Empresarial, CMIC, y AIEVAC, de la ciudad de Xalapa y sus alrededores, acudieron a una de las tantas citas a las que se les ha convocado desde hace ya varios meses, para supuestamente saldar las deudas que tiene la Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado con los empresarios.

 Los empresarios, quienes son los que verdaderamente generan riqueza y empleos, y no así el gobierno, fueron tratados como delincuentes, enviándoles a personal de seguridad pública para forzarlos a retirarse.

 La dignidad de los empresarios les permitió retirarse por su propio pie para evitar una confrontación con el personal de seguridad, sin embargo, el sólo hecho de enviarles a policías para evacuarlos del edificio es absolutamente deplorable.

 Condeno enérgicamente lo que el Gobierno del Estado le está haciendo al sector empresarial en Veracruz.

 El estado ha vivido los peores 10 años de su historia a manos de dos gobiernos estatales, que se han dedicado a saquear recursos públicos, desviarlos para campañas electorales, reprimiendo protestas sociales legítimas y pisoteando al sector empresarial.

 Veracruz es, desde hace 10 años, un estado sin oportunidades, en el que 156 de 212 municipios, tienen más del 60% de su población en situación de pobreza, con 1 millón y medio de veracruzanos en pobreza extrema, no atrae inversión privada, no genera empleos y tiene prácticamente abandonada la obra pública.

 Los empresarios que dignamente invierten su dinero en Veracruz, lo hacen no sólo para su propio provecho, si no que son quienes realmente le inyectan el valor económico al Estado, generan empleos y cumplen cabalmente con sus contribuciones fiscales.

 De ninguna manera se puede aceptar el trato que han estado recibiendo, ellos lo único que reclaman es el pago de sus servicios, pago que hasta la fecha, no se ve que el Gobierno tenga la intención de liquidar.

 El Gobierno tiene una deuda reconocida por la SHCP de más de 40 mil millones de pesos, sin embargo, se estima que la deuda total, incluyendo a proveedores, es de más de 100 mil millones de pesos. Cifra que los veracruzanos pagarán durante 30 años.

 La única buena noticia es que ya falta menos para que el Gobierno de Javier Duarte termine, y con ello termine la peor crisis que ha vivido Veracruz en toda su historia. El cambio está cerca.

 Fernando Yunes Márquez

Senador de la República

Foto cortesía de: http://lacuestion.mx/wp-content/uploads/2014/11/El-pollis.jpg