063616_Conferencia_PGR_Ayotzinapa5_principal

México.- Pese a ser señalada por la desaparición de los 43 normalistas la noche del 26 de septiembre, en Guerrero, María de los Ángeles Pineda no fue consignada por ese caso.

La esposa del ex edil de Iguala, José Luis Abarca, fue trasladada en el penal federal de Tepic, Nayarit, pero por sus presuntos nexos con el cártel de los Beltrán Leyva y con la banda delincuencial “Guerreros Unidos”.

La Procuraduría General de la República (PGR) le fincó cargos de ser la principal operadora de actividades delictivas orquestadas desde la presidencia municipal.

Aunque pasó 60 días bajo arraigo, en ese tiempo la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) no pudo encontrar evidencias para acusarla de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.

La mujer y su esposo, detenidos el 4 de noviembre pasado, en la delegación Iztapalapa, son acusados de los hechos violentos del 26 y 27 de septiembre que dejaron 6 muertos, 17 heridos y 43 normalistas desaparecidos.

Pero por ese delito no se le persigue a Pineda; ella responderá por delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos contra la salud, y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Tomado de: http://www.sdpnoticias.com/