Una alianza bochornosa es la que protagonizan el PRD y Nueva Alianza para competir electoralmente en el Distrito Federal; ninguno de estos partidos goza de cabal salud y mutuamente creen apoyarse en esta hora verdaderamente trágica para ambos. Nueva Alianza con su fundadora, Elba Esther Gordillo en la cárcel, acusada de lavado de dinero y delincuencia organizada, distinguida por Forbes como una de las mujeres más corruptas de México, es un partido a la deriva, sin la fortaleza que le daba su lideresa “moral. El PRD, por su parte, carga con el desprestigio de Los Chuchos, los emblemáticos “negociadores” con el poder. ¿Juntos podrán contra MORENA en el DF? Adicionalmente el gobierno de Mancera no ha sido lo que de él se esperaba, y por supuesto no abona en beneficio de esa alianza, ni esta le podrá responder con votos el respaldo que necesita para seguir adelante.