Molesto porque desde el gobierno se anunció la renuncia de varios alcaldes de Movimiento Ciudadano para incorporarse al PRI, Dante Delgado vino a Xalapa y declaró que a los alcaldes de sy partido no les bajan las participaciones federales y los intimidan. Habló sobre la reforma electoral para una gubernatura de dos años que según él se hizo por “miopía y falta de visión”…” Tomamos la decisión de no respaldar la medida de los 2 años, pero se votó a favor de una camarilla que gobierna Veracruz, que presume poder absoluto (…) díganme una sola obra trascendente que haya realizado en toda la entidad, que de expectativas de crecimiento económico en el campo, infraestructura carretera, educativa, da vergüenza como llevan más de seis años en construcción de un puente que ya se les cayó, por poner un ejemplo”. Y echó la culpa de cuanto ocurre en Veracruz a Fidel Herrera, cuando él mismo, Dante, propició la dispersión al voto en 2010 presentándose como candidato en una candidatura que no tenía ningún futuro político, porque económico quien sabe.