Con todo respeto, pero llama a ternura lo declarado por la diputada local del Panal, Jaqueline García, en el sentido de que para legislar no se requiere ni experiencia ni trayectoria y, luego entonces, no es un requisito para candidatearse al Congreso de la Unión. “No se necesita experiencia legislativa y yo te lo digo por experiencia, yo no tenía la experiencia legislativa; sin embargo hoy como diputada he sido la que más iniciativas ha metido, la que más ha subido a tribuna y he estado trabajando cercana a la gente”. Obviamente, la joven diputada sufre confusión porque quizá atribuye el hecho de legislar a sólo levantar el dedo para aprobar y, en ese sentido, indudablemente que tendría razón, pues no se requiere de ninguna experiencia ni trayectoria para ese acto reflejo, y además se cobra muy bien. Por otra parte su declaración expresa el lamentable nivel de la clase política que gobierna y la que aspira a gobernar, y así proseguirá si la ciudadanía no acaba de despertar para decir un ¡Ya basta!