TODOS UNIDOS CONTRA ELIZABEHT MORALES

Francisco de Paula

Durante las elecciones presidenciales del 2006 hubo un grupo en contra del entonces presidente del PRI, Roberto Madrazo Pintado, llamado TUCOM (Todos Unidos Con Madrazo), el cual sería popularmente mejor conocido como “Todos Unidos Contra Madrazo”. Esa es la vieja práctica de las fuerzas reaccionarias obscuras del poder del viejo PRI.

En aquella ocasión, el TUCOM “contrario”, era impulsado por el entonces coordinador de los senadores del PRI, Enrique Jackson, hoy asesor del gobierno de Veracruz;  el ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas, actualmente en líos por la custodia de sus hijos; el ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, a la sazón envuelto en líos de lavado de dinero;  el ex gobernador de Nuevo León, Natividad González Parás, y el ex gobernador de Coahuila, Enrique Martínez y Martínez.

Su objetivo principal era impedir que Roberto Madrazo Pintado obtuviese la candidatura y lanzar como candidato a Arturo Montiel Rojas, extraño caso en el que por vez primera había conflictos internos ventilados abiertamente en las filas del Revolucionario Institucional.

La entonces lideresa del SNTE minaría la imagen del tramposo corredor de maratones  con la campaña mediática “¿Tú le crees a Madrazo?  Yo No”.

Ahora, en el ámbito local hay un TUCOM, que en realidad se ha convertido en TUCOEM: Todos Unidos contra Elizabeth Morales.

¿Quién coordina a nivel local el TUCOEM? Parece que el más afectado y líder del grupo es Reynaldo Escobar, el mismo que ha motivado al  manipulable diputado David Velasco, quien dejándose  seducir por  el canto de las sirenas, sintió que era suya y la dejó ir.

Vaya que suspira por  la posición que hoy le ganó  la ex alcaldesa de Xalapa, pero no le alcanzó para irse directamente a la lista de los 40 diputados que aspiran en igualdad de condiciones para ser los 40 que les corresponden a los 6 estados que están comprendidos en esta 3° circunscripción electoral. No quiero dejar duda de esta aseveración, pero fuentes confiables aseguran que no perdió oportunidad  para descalificar a su compañera de partido, Corintia Cruz Oregón.

La lista del TUCOEM sigue creciendo. Se percibe a un vacilante Ricardo Ahued, quien cuidando las formas sólo balbucea, declarando que considera difícil la situación, por no decir, el calvario que se le avecina a Elizabeth Morales, quien por si no fuera poco saber que los ex alcaldes no la aceptan, ahora se une a ellos  el joven que despacha como alcalde, quien se ve que olvida,  pero no perdona, que tuvo que esperar un turno más, después de que Elizabeth hizo lo que pocos lograron, doblar al propio  jefe, autor y líder de la fidelidad.

Desde luego que en el TUCOEM están todos aquellos empresarios afectados por el clan de “las barbies”, los viejos grupos de interés, que siempre han permanecido en el ayuntamiento, los que  vieron tocados sus intereses.

Parece que el mejor sustento de las descalificaciones son las obras, las que, por cierto, el actual alcalde ha abandonado, dejando de darles mantenimiento. Pudiera ser que quizá Elizabeth Morales pague por los errores o desaciertos en algunas obras, que más bien son de formas, estilos y gustos. La memoria de los xalapeños es muy  corta, demasiado proclive el oído a la misoginia y desde luego a las preferencias sexuales distintas.

Qué pronto olvidaron que uno de los peores trienios de gobierno, fue el del joven Davicho. De éste heredamos un costoso elevador que pocos utilizan en palacio municipal y un espejo de agua que luego se tapó por ser criadero de mosquitos

La compra de unas costosas grúas, que ahora otros más vivos explotan, el puente  peatonal más caro para los peatones, allá justo antes de entrar a CAXA; ya  se les olvidó  la permuta de terrenos del ayuntamiento, que hizo al amparo del poder para amigos y la familia que está más que de acuerdo; ¿se le debe agradecer que  hizo un  costoso túnel que es puente; que permitió que lo salpicara Ferro, quien se enriqueció con  el manejo de CMAS?

Quedó en el olvido que nos dejó colgados con  la honrosa comisión de los Juegos Centroamericanos, que por cierto fue una idea  que gestó la  hoy atacada precandidata, cuando fue presidenta de la Comisión del Deporte.

El diputado  Davicho nos hizo el oso a la hora de votar en las pasadas elecciones. Por  lo visto, hoy  anda muy  empoderado con la ciencia que la tranza va en popa con el  litigio de sus terrenos en el vecino municipio de Coatepec, que de hacerse le restará imagen al pueblo mágico.

Qué le duele al vicho, pues que fue Elizabeth la que le  cortó los negocios a la terrible runfla  de amigos, Enrique Ortiz Chalita, que aprovechando la amistad con su prima, transó al futbolista Cuauhtémoc Blanco, con la quiebra del Bar 10, y el otro, el inquieto chaparrito Fallito, que transaba  a quien se pudiera. A los dos se  les clausuró una toma de agua en la calle del Dique, donde instalaran una  cafetería fija, allá justo en el mirador del Dique, donde la dupla quería  apropiarse de ese espacio público.

Las otras pequeñas transitas o  detalles de los terribles Barman y Droguín, son descritas en las reuniones de las fiestas de los chavos rucos y los oldies, contando con  burla  todas sus hazañas, como aquel  robo  a una maderería de la calle de 20 de Noviembre.

Cuenta la leyenda que llegaron al negocio junto al viejo cementerio xalapeño, para pedir a su nombre unas maderas por 50 mil pesos y hasta ahora el dúo de defraudadores  no ha regresado  a pagar  la madera. ¡Qué amigos!

Pero volviendo al tema de los ex alcaldes y TUCOEM, entre  don Ricardo  y Davicho, los xalapeños  tienen los  puentes  más caros del país y  por los que sólo transitan pocos vehículos. ¿Se les habrá olvidado  que uno  se les cayó? Ahí está la plana en el diario Reforma.

Los nuevos xalapeños son virulentos, que en muy  poca agua se ahogan. No alcanzan a dimensionar el complot. Los habitantes de esta ciudad de nada hacen relajo. Citemos por ejemplo al  famoso dragón chino del Parque Juárez,  otra obra cuestionada de la  actual precandidata por la diputación de Xalapa urbano.

Hay que decir que,  pese a su fealdad, los niños  que no pueden asistir a las plazas comerciales de la ciudad, ahora se divierten todos los domingos, y ya se apropiaron de ella.

Hay escasa y poca memoria, o siguen en la etapa de la negación traumática que no recuerdan ni por accidente  la costosa  chatarra verde que, vestida de araucaria, les impuso el ex gobernador Fidel Herrera, cuyo mantenimiento es más caro que la de todos los árboles naturales de los parque de la ciudad… de aquello no hay memoria,

 Hoy  las carretas que jalan los caballos del odio se echaron andar. Lo de moda es atacar el puente Atenas, los murales verdes que agonizan  por la ineficiencia del actual alcalde. Por eso  todo lo que huela a la pasada administración es justificable.

EL TUCOEM ya rompió la regla de que para atrás no hay que barrer, por eso la consigna es atacar, para eso hay que llenar los costalitos, para eso están los aliados, los dolidos y los arquitectos atenienses de Xalapa Antiguo (algunos miembros, ya cobrando en la nómina del ayuntamiento).

Ya no queda en el misterio el derribo de máquinas que hacían las obras de la calle de J.J Herrera, donde ahora es una bonita estampa de paisaje dominical que gozan las familias xalapeñas

 El líder del TUCOEM olvidó aquel viejo  pacto celebrado en un  café público. Ahí  posaron para  la fotografía, dándose la mano,  Reynaldo y Elizabeth. Quién diría que años más tarde el asesor de los 400 pueblos ha sacado nuevo su afilada  hacha de guerra.

El PRI veracruzano pareciera que ha perdido la brújula. El odio los ha extraviado, los ha cegado. Ya se olvidaron de que en este proceso electoral se han perdido tres escaños de la geografía electoral. Les recordamos que hasta hace 6 años había 23 escaños repartidos en 23 distritos, pero  para este proceso sólo se les asignaron  20 curules. Edomex es el estado ganón.

 La nueva composición electoral se debe al éxodo de los veracruzanos que han emigrado a los Estados Unidos, como a otras partes de la república. Esa es la razón, una consecuencia de la mala política  de la administración estatal, la que no ha respondido a las exigencias laborales, así como  de seguridad de los veracruzanos. Ya veremos el final de esta película que se estrenará el 7 de julio; ya veremos el desenlace. Por lo pronto, ya vimos que aquí nada se olvida.

 Archivo público

El tubo es deporte, es arte, es una cultura que premia el alcalde, pero allá en la periferia, en las colonias, hay un trabajo difícil, riesgoso, indecente, tal vez, pero que se hace por dinero para sostener a una familia o a los menores de edad;  allá el premio es la mordida, la extorsión, la trata de blancas y las cuotas que se entregan ahí mismo, donde ahora la autoridad premia. Es la doble moral del ayuntamiento.

Archivo privado

Los alcaldes de Veracruz seguirán sin dar a conocer sus situaciones patrimoniales después de este primerizo año. Han mejorado su situación económica. Desde ahora sabrán qué hacer y qué no hacer.