Esa manifestación encabezada por el dirigente estatal del PRD, Rogelio Franco, con 12 alcaldes de su partido para protestar por el recorte a los recursos del Fondo de Infraestructura Social Municipal, tiene más perfil demagógico que de inconformidad pues cuando se aprobó el presupuesto los diputados de ese partido votaron por el recorte. En todo caso, si mucha es su preocupación por la administración municipal ¿por qué no protesta por el retraso de Finanzas en la entrega de las participaciones federales a los municipios? Al final va a resultar que solo fue un simulacro para enmarcar el anuncio del gobernador sobre que ya remitieron las participaciones a los ayuntamientos.