En el Distrito Federal los empresarios han emprendido una campaña en contra de políticos que dejan los cargos para los que fueron electos e irse como candidatos a otros cargos de elección; dice José Luis Beato, presidente de la Coparmex, que “la ciudadanía los elige para tres años y a los dos años abandonan el puesto…lo que nosotros estamos diciendo es que se necesita más profesionalismo en la política. Ya en el futuro iremos teniendo reelección, pero ahora no la hay. Por lo menos que cumplan con el tiempo para que la ciudadanía les dé voto”. Asegura que la campaña #no votes por Chapulines irá a la par con el proceso electoral y va en serio. Esa idea no es descabellada y estaría bien aplicarla en otras entidades federativas porque ya es tiempo que la clase política empiece a respetar a la ciudadanía.