Agrocentro

Por Jaír García
La Jornada Veracruz

A 10 años de haber sido construido para impulsar la producción agropecuaria de Veracruz a través de la investigación, y a 5 años de haber sido regalado a la empresa china Fotón para supuestamente generar miles de empleo, el Agrocentro Siglo XXI volverá a ver a sus dos creadores.

 Por un lado al ex y nuevamente titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Ramón Ferrari Pardiño, y al también ex y otra vez titular de la Contraloría General del Estado, Ricardo García Guzmán, quienes impulsaron la erogación de 97 millones de pesos en un proyecto que nunca prosperó.

 Construido a lo largo del último año del sexenio de Miguel Alemán Velazco en 1994, se inauguró en el mes de octubre, para lo cual fue rentada maquinaria agrícola, que al día siguiente de la inauguración fue devuelta.

 Como nunca cumplió con el objetivo de la investigación, creación de campos agrícolas experimentales y realización de foros y exposiciones ganaderas, el Agrocentro fue utilizado para fiestas particulares, misas de iglesias cristianas y hasta como bodega para despensas en el sexenio anterior.

 Precisamente en octubre de 2009, el Congreso local aprobó por unanimidad enajenar a título gratuito esas instalaciones a la empresa Automotive Trucks SA de CV, con el objetivo de fabricar tanto maquinaria agrícola como tractores, camiones y vehículos ligeros en un volumen de hasta 50 mil unidades por año.

 Dicho proyecto generaría al menos 2 mil empleos directos y daría otros beneficios como vender tractores a bajo precio a los campesinos veracruzanos, sin embargo nada de esto se cumplió.

 Por considerar que con el “Proyecto de Desarrollo Industrial Automotriz” se impulsará la generación de empleos directos e indirectos en la región y se fortalecerá la economía veracruzana, el Congreso de Veracruz autorizó al ejecutivo estatal enajenar, a título gratuito, el inmueble, terreno y construcción, donde se localiza el Agrocentro Siglo XXI, ubicado en el municipio de Puente Nacional, a fin de transferirlo.

 Sin embargo, de esta negociación no existe registro oficial en la Dirección de Patrimonio del Estado, ni en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, pues fue cerrado el trato por el entonces jefe de la Oficina de Programa de Gobierno y Consejería Jurídica, Dionisio Pérez Jácome, con instrucciones del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán.

 Si bien la empresa china sigue poseyendo la propiedad del Agrocentro, nunca se asentó una fábrica de unidades agrícolas tal como se había anunciado, y existen laborando en ese lugar no más de 60 personas, y en cuanto a los tractores a bajo precio, ningún campesino se ha visto beneficiado.

 Apenas en octubre pasado el Agrocentro Siglo XXI, mejor conocido como “el armadillo blanco”, cumplió 10 años de haberse creado, donde se invirtieron 97 millones de pesos, gracias al proyecto planteado por el entonces titular de la Sedarpa, Ramón Ferrari Pardiño, y supervisado para que los recursos fueran ejecutados correctamente por el ex contralor Ricardo García Guzmán.

 Así, desde 2004 quedaron inoperantes los 97 millones de pesos con los que se construyó la estructura de 160 mil metros cuadrados, sobre 200 mil metros cuadrados de terreno, que incluye un centro de negocios, 15 mil metros cuadrados de salas de exposiciones, parcelas demostrativas de cultivo, sistemas de riego, vialidades interiores, iluminación y subestación eléctrica.

 Además, drenajes pluvial y sanitario, con su respectiva planta de tratamiento, dos helipuertos y estacionamiento con capacidad para 400 vehículos.

INFORMACIÓN DE: 

http://jornadaveracruz.com.mx/Nota.aspx?ID=150106_073007_218