Cual buitre esperando capturar a su presa así parecen estar en los Estados Unidos ahora que detectaron que el socio mayoritario de Ficrea, Rafael Antonio Olvera, posee propiedades en aquel país. Ya se ha convertido en una rutina el que delincuentes de cuello blanco de México escapen hacia el vecino del norte, sólo para terminar siendo víctimas de las autoridades que les arrebatan el dinero mal habido que de México se llevaron; así sucedió recientemente con el ex tesorero de Moreira, en Coahuila y con el secretario de Desarrollo Social de Tamaulipas a quienes se les incautó parte de su fortuna mal habida con dinero hecho en México. Nadie sabe para quién trabaja.