Leviatán

Luis Ortíz R.
19 de enero de 2015

Una noche, un ladrón se infiltra en el laboratorio del doctor Emanuel Margolis –un reputado científico que está trabajando para acabar con la depresión y la tristeza en la humanidad–, robando la medicina con la que el doctor pretende curar a su esposa Tammy, que languidece en un hospital psiquiátrico. Sus hijos, Yonatán y Ela, siguen al ladrón a una Babilonia antigua, donde se encuentran con un mundo fantástico en el que coexisten la magia y la ciencia, los demonios, las máquinas… y los psicofármacos.

Las páginas de esta novela de ficción, narran que Babilonia está gobernada por el Emperador y la terrible Orden de los Ajshadrapanim. Estos controlan a la población, sobre la que se cierne la amenaza de la Plaga de las Manchas Tenebrosas, una terrible enfermedad que se originó en el Abismo y que hace que los que la sufren caigan en una profunda depresión, siendo internados en campos de sanación. Sin embargo, un ejército rebelde se está preparando en las montañas. Están comandados por el caudillo Hilel Ben Shajar, que según los chamanes fundará una nueva dinastía y acabará con el poder de la Orden.

Mientras, en todo el reino crecen los rumores acerca de la llegada de un Leviatán, una ballena de tamaño y poderes extraordinarios… Así comienza El leviatán de Babel’, la primera novela de la escritora israelí Hagar Yanai.

Reconozco que después de leer esta novela de corte juvenil y llena de fantasía no pude más que comparar la situación y sus personajes, con lo que estamos viendo todos los veracruzanos. Al igual que Javier Duarte, sólo el Emperador de esta novela contempla una realidad que únicamente él percibe; viven en un lugar en el que no pasa nada, un lugar donde sólo se roban pastelitos rellenos de glass y botellitas con remedo de jugo. Sus allegados miembros de la estirpe selecta, le hacen creer que ellos también contemplan la realidad palaciega.

Los veracruzanos no somos víctimas de la plaga de las manchas tenebrosas que narra la escritora, sin embargo somos presas de una depresión que nos ocasiona la falta de justicia, seguridad, y solidez económica. Puede usted hablar con el burócrata de medio pelo, con los que conformamos la clase media y todo mundo se queja y anda deprimido porque no se contempla un panorama venturoso para nuestras propias familias. Qué decir de las jóvenes cajeras de los súper mercados, los taxistas agobiados por a completar la cuenta y librar setenta pesos para comer.

En el Estado de Veracruz la estirpe de los “niños de la fidelidad” también controlan a la población como los Ajshadrapanim. Podemos compararlos con los flamantes candidatos a diputados que mientras estuvieron ocupando puestos claves sólo se enriquecieron y han hecho de Veracruz un verdadero panorama desolador.

Los han cachado con las manos en la masa y siguen incólumes, como si no hubiera pasado nada. Por ahí salen los nombres de Erick Lagos, Tarek Abdala, Jorge Carballo, que ni su propio padre lo quiere. Sin embargo la que vino a romper el molde fue Elizabeth Morales, la ex alcaldesa que gobernó con la pasión de Afrodita pero olvido usar la espada de Salomón.

No olvidemos que el relato también narra que un ejército rebelde se está preparando en las montañas, y que están comandados por el caudillo Hilel Ben Shajar, que según los chamanes fundará una nueva dinastía y acabará con el poder de la Orden. Aquí no se bien quien representaría a el caudillo Hilel, pudiera ser Héctor Yunes Landa, poderoso Senador que le caracteriza el arrojo y valentía o el sereno y sagaz senador José Yunes Zorrilla.

Aunque a los dos congresistas se les presentan dos problema. El primero es que el Emperador local, piensa que sería mejor poner un mini emperador de dos años para seguir perpetuando el poder. Y el segundo, es que la mala reputación que han dejado los Ajshadrapanim (niños de la fidelidad) en el poblado no les favorece en lo absoluto.

La escritora Israelí también señala que en todo el reino crecen los rumores acerca de la llegada de un Leviatán, una ballena de tamaño y poderes extraordinarios…

La pregunta es, si esta ballena es azul, y si estará vigilando desde el congreso federal los acontecimientos y las circunstancias más propicias para hacer su aparición e intentar arrebatar el poder a los poderosos niños de la fidelidad.

Contacto:ortizramirezl@nullhotmail.com