La secretaria del sindicato del SASM, Angélica Navarrete, se declaró en contra de la intención de convertir ese organismo en empresa mixta, con la participación de capital privado, por considerar que lesiona las conquistas laborales y que en todo caso recurrirán a procedimientos judiciales para impedirlo. Desmintió que con la privatización el servicio vaya a ser más barato, y aprovechó para insistir que el organismo se encuentra en bancarrota por mala administración y por los 80 aviadores que, dice, cobran sin trabajar sueldos estratosféricos. Sin embargo, presiente que es irreversible la decisión de privatizar al SASM, por lo que estarán pendientes que no los afecte en sus conquistas. A ver para cuando.