Eli
Por  Flavio Morales
Columna Letra Capital

-23 01 15-

 El Distrito Xalapa Urbano para el PRI, una vez más va directo a una derrota electoral el próximo 7 de junio. La soberbia en los grupos de poder colocan al tricolor de cara a una nueva humillación en la capital de Veracruz, pues igual que hace 3 años cuando postularon al exalcalde Reynaldo Escobar Pérez, un personaje sórdido de la política local, en esta oportunidad su atrevimiento llegó al punto de lanzar como candidata a Elizabeth Morales, quien en su incipiente trayectoria política rápidamente evidenció sus miserias.

 Bastaron 3 años en la presidencia municipal, para que quienes confiaban en la conductora de televisión remedo de Laura Bozzo, se percataran que su altruismo no era más que el vehículo idóneo para poder escalar en el poder político. Lejos de aprovechar su oportunidad para afianzarse con su clientela, la Morales se dedicó también a marginar a los liderazgos de las colonias de Xalapa.

 Se encerró en su burbuja, a la que sólo tenían acceso aquellas mujeres con evidentes atributos físicos, convirtiendo las oficinas del Palacio Municipal en una sucursal de la casa PlayBoy de Hugh Hefner. Ahí despachaba ocasionalmente después del medio día, el resto de sus actividades las realizaba en algunas de sus repentinas casas que se hizo durante su trienio.

 Así se la pasó su administración, exhibiendo su vida privada llena de aventuras con jovencitas. No atendió colonos, tampoco empresarios que incluso la apoyaron con recursos económicos durante su campaña. No atendió líderes sociales, ni siquiera políticos, todo se quedó en una larga borrachera de tres años.

 Una anécdota que pronosticaba el desastre de lo que sería su ejercicio: ya en su calidad de presidenta municipal electa, Elízabeth Morales García fue invitada por un organismo internacional a participar en un curso para autoridades locales en Granada, España.

 A la cita acudió acompañada de su pareja sentimental en turno y hoy Síndica del Ayuntamiento capitalino, Michel Servín.

 Con pena ajena, un delegado de Toluca que asistió al encuentro y cuya habitación en el Hotel Carmen colindaba con el de la munícipe xalapeña, contó a su retorno que la “embajadora” veracruzana lo único que aportó al evento fue un escándalo en la madrugada por una pelea que describió de celos, incidente que involuntariamente escucharon gran parte de los huéspedes.

 El mexiquense narró que provocó una gran indignación a los asistentes al encuentro, ver el despilfarro de dinero que Elízabeth y su acompañante realizaron en Europa; pues en un viaje de estudios abandonaron la comitiva para aprovechar mejor su tiempo y dedicarse al shopping y en actitud de nuevas ricas, utilizar un taxi -con varios cientos de euros de por medio- para regresar de Málaga a Granada.

 Así se las gastó durante su gestión al frente de la administración del Ayuntamiento de Xalapa y con estas cartas credenciales, el PRI pretende que los ciudadanos le otorguen el voto como si no tuvieran memoria o lo que es peor, una despensa o una gorra pudiera comprar su dignidad.

 Elízabeth está en el suelo de la intención del voto, sólo aferrada a su voto duro, ese, el de las colonias que los momentos de apremio y gracias a la abstención de la gente, ha logrado rescatar al PRI de la debacle.

 Sin embargo hay varias cuentas pendientes que los xalapeños quieren cobrarle a la conductora de televisión, por lo que esta vez, parece ser que ni su reserva de votos en las colonias será suficiente.

 Acaso su última esperanza se finque, en la incompetencia de la oposición que no sepa conducir a las urnas del descontento ciudadano, que no sepa desmovilizar la abstención realizando una campaña que entusiasme, creativa e inteligente, lo que realmente es el reto, porque a Elízabeth la neutraliza la propia Elízabeth y sus pasiones.

 Mail: letracapital@nullyahoo.com.mx

 Twitter: @moralesflavio

Infografía cortesía de El Piñero de la Cuenca:

http://www.elpinerodelacuenca.com.mx/epc/images/stories/2014/enero/08/capture-20140109-005150.jpg