1-Javier

Foto de Cuartoscuro

Ciudad de México, 11 de enero (SinEmbargo).– Javier Duarte de Ochoa, es el Gobernador priista de Veracruz, quien se ha empeñado en asegurar que la violencia ya no flagela a la entidad, y que incluso el pasado mes de octubre instó a la prensa local a “hablar de cosas positivas” pues aseveró que en el estado, donde antes se hablaba de balaceras y asesinatos, ahora se habla de robos de “un frutsi y dos pingüinos”.

Sin embargo, la imagen que el mandatario estatal ha tratado de fincar se ha desmoronado con el incremento de violencia que ha registrado la entidad en los últimos días.

El caso de un periodista desaparecido, donde al parecer podría estar involucrado el edil de Medellín del Bravo, el panista Omar Cruz Reyes, y policías municipales; el hallazgo de una fosa clandestina con dos cuerpos decapitados; varios ejecutados y al menos una balacera, registrados en los días previos e incluso el mismo día de la visita del Presidente Enrique Peña Nieto a la entidad, el pasado 7 de enero, puso nuevamente a Veracruz en los reflectores de la prensa.

En tanto, periodistas del estado y de todo el país, han exigido al gobierno federal que intervenga en la búsqueda del periodista Moisés Sánchez Cerezo, debido a que no confían en el gobierno de Duarte. Mientras, dos legisladores priistas de Veracruz, se manifestaron en el evento en que estuvo presente el Ejecutivo federal, para denunciar que en la entidad “hay inestabilidad, atraso social, recesión”, y una clase política confrontada con el Gobernador, realidad que Duarte pretende ocultar con un “montaje de unidad”.

El pasado 2 de enero, Sánchez Cerezo fue sustraído de su domicilio por hombres armados, quienes además se llevaron la computadora, la cámara y el celular del comunicador.

El director y editor del periódico La Unión, de Medellín de Bravo –medio de comunicación que informa de manera crítica sobre las diferentes problemáticas de su municipio–,  fue amenazado por el edil panista de ese municipio, Omar Cruz Reyes, tres días antes de que fuera secuestrado.

Por el secuestro del comunicador, 13 policías del municipio de Medellín del Bravo se encuentran arraigados.

En un comunicado difundido por la organización Periodistas de a Pie, firmado por una centena de personas, entre ellas periodistas, exigieron: “intervención urgente [de las autoridades federales] ante la grave violación a los derechos humanos que se han cometido contra el periodista José Moisés Sánchez Cerezo, por la detención y desaparición forzada de la que ha sido víctima”.

Además, solicitaron que se activen de manera urgente todos los mecanismos que ya existen en la estructura del Estado a nivel federal, para encontrar con vida al periodista, “debido a la fuerte desconfianza que prevalece en el actuar de la presidencia municipal de Medellín de Bravo, así como el gobierno estatal que encabeza Javier Duarte de Ochoa”.

Durante la visita del Presidente Enrique Peña Nieto al Puerto de Veracruz y al municipio de Boca del Río, colegas y familiares del periodista desaparecido se manifestaron frente a la sede del WTC, donde se llevaba a cabo el acto que encabezó el Ejecutivo Federal.

Un día antes de la visita de Peña Nieto a la entidad, una fosa clandestina fue hallada al sur de Veracruz, en Cosoleacaque, donde dos cuerpos decapitados fueron recuperados. Al parecer, según reportes de prensa, las víctimas habrían sido secuestradas.

Además, el medio Plumas Libres, reportó que el pasado lunes en la localidad de Soledad del Doblado, en el municipio de Cotaxtla, fue localizado el cuerpo sin vida de un hombre, sin embargo, unidades militares habrían llegado a la zona y limpiado inmediatamente el lugar del hallazgo, para evitar que los medios de comunicación tomaran fotografías.

El miércoles, en conferencia de prensa, el Procurador de la entidad, Luis Ángel Bravo Contreras, dio a conocer que se investigaba si el cuerpo hallado en Soledad del Doblado correspondía al del periodista Moisés Sánchez.

“Es un cuerpo irreconocible, muy lastimado, que necesariamente para corroborar la identidad o descartar que se trate de Moisés, necesito realizar pruebas de genética y de odontología y de todas las experticias que necesitan desahogarse en el cuerpo para confirmarlo y/o descartarlo”, detalló el funcionario.

Durante la misma noche del miércoles, vecinos de Boca del Río reportaron una persecución y una balacera entre presuntos delincuentes y fuerzas de seguridad pública, según reportaron medios locales. Sin embargo el hecho no fue confirmado por las autoridades del estado.

En este contexto, Javier Duarte recibió a Peña Nieto el pasado miércoles en la entidad donde el mandatario federal participó en la ceremonia Conmemorativa del Centenario de la Promulgación de la Ley Agraria de 1915 y para abanderar a la Patrulla Costera Armada de la República Mexicana Mital PC-334.

Durante el evento de aniversario que se llevó a cabo en el WTC de Veracruz, los legisladores priistas, Héctor Yunes Landa y José Yunes Zorrilla, abandonaron el evento en forma de protesta contra la manera de gobernar de Javier Duarte.

Los senadores criticaron que Duarte conduce a Veracruz a la ingobernabilidad y al atraso social.

“Se percibe un afán sectario, de pequeñez, que permea en todos los ámbitos de la vida pública. Es indudable que hay inestabilidad, atraso social, recesión. La clase política está confrontada con el Gobernador. El PRI, dividido por una injerencia anacrónica y lamentable”, dijo el Senador federal, Héctor Yunes.

Precisó: “Abandonamos el evento para evidenciar que no existe unidad. Que no existe acuerdo ni talento negociador. Toda pretensión de mostrar lo contrario es un montaje en el que no vamos a participar”.

Los senadores acusaron que al interior del PRI en Veracruz, no existe unidad. Los legisladores aseguraron que ¨la unidad que pretende mostrar el Gobernador del estado es supuesta e impuesta, y existe una clara injerencia del Ejecutivo Estatal en la vida interna de los partidos políticos diferentes al nuestro, lo que ha provocado reacciones de una extraordinaria e injustificada molestia de sus dirigentes como es el reciente caso de Dante Delgado Ranuaro. Lo que incrementa el riesgo, ya de por sí elevado, de seguir deteriorando la gobernabilidad de Veracruz”.

Esta semana, el dirigente nacional del partido Movimiento Ciudadano (MC), Dante Delgado, acusó a Duarte de Ochoa de “amenazar”, “presionar” y “chantajear” a alcaldes militantes de ese partido para que se unan a las filas del PRI.

En un desplegado en medios de comunicación, la dirigencia de MC detalló:

“Estas amenazas y presiones tuvieron sus primeras consecuencias el pasado 3 de enero, cuando al reunirse con 10 alcaldes de Movimiento Ciudadano, el Gobernador Javier Duarte los ‘invitó’ a abandonar su instituto político para incorporarse al PRI, con lo cual violó el principio de equidad en la contienda electoral; es ilegal que, en pleno proceso, el Ejecutivo estatal llame a ediles de distintos institutos políticos y los conmine a cambiar de partido político, propiciando con ello un duro golpe a la voluntad popular y a la democracia en Veracruz ”.

Javier Duarte se dedica a violar la ley, a amenazar a la oposición y a dividir cada vez más a la sociedad veracruzana”, acusó MC.

En tanto Javier Duarte destacó frente a Peña Nieto, que “es momentos de las grandes decisiones, de las acciones que nos obligan a actuar en armonía y con la unidad de propósitos”.

E insistió que el 2015 será un gran año para Veracruz. “Nos corresponde a todos labrar nuestro propio futuro en este que es tiempo de consolidar un entramado de entendimiento entre sociedad y gobierno, mismo que nos permita alcanzar el país próspero que queremos en un clima de paz y progreso bajo el Estado de Derecho”, dijo.

LAS CIFRAS NO COINCIDEN  

En la última actualización del Informe de Víctimas de Homicidio, Secuestro y Extorsión del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), del mes de enero a noviembre de 2014, Veracruz registró altos índices de asesinatos, con un total de 509.

De octubre a noviembre de 2014, la entidad registró un incremente en el número de asesinatos contabilizados durante esos meses. En octubre fueron al menos 42, mientras que al siguiente mes se contabilizaron 47.

En tanto en lo que corresponde al delito de secuestro, la entidad contabilizó en los primeros once meses del año pasado, 150 casos. Y 231 casos de extorsión.

LEA LA INFORMACIÓN EN:

http://www.sinembargo.mx/11-01-2015/1213790