Mientras los trabajadores del SASM prosiguen en su intento de que les cubran las prestaciones a que por ley tienen derecho, en tanto que los trabajadores universitarios tuvieron que amagar con un intento de paro de labores por el pago de su quincena, que las centenas de personas que sirvieron en la organización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, también, entre otros más, los transportistas que transportaron material para la construcción del túnel sumergido de Coatzacoalcos pasan las de Caín para que la empresa Cotuco les pague un adeudo de 7.5 millones de pesos, según declara el secretario general de la Unión de Volteos de la Confederación de Trabajadores de México, Ramón Ortiz Cisneros. El dirigente sindical asegura que desafortunadamente ya no hay nada que embargar pues “se llevaron hasta las sillas”.